Alimentos ricos en Omega 3 ayudan al control de la hipertensión arterial

Pescados como bonito, caballa o jurel, poseen propiedades cardioprotectoras.

El pescado se debería consumir de 2 a 3 veces a la semana en la población adulta, y en los niños de 1 a 2 veces por semana. | Fuente: Getty Images

La hipertensión arterial está definida como un mal producido cuando la presión de la sangre hacia las paredes de la arteria es demasiado alta. Este 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, una fecha que busca concientizar a los ciudadanos sobre esta enfermedad que afecta a niños, adolescentes y jóvenes.

La alimentación es un pilar importante para controlar este mal. En ese marco, la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) resalta que el consumo de los pescados azules, como la caballa, el bonito, el atún o el jurel contribuyen con ese objetivo.

Para Lorena Romero, nutricionista de la SNP, un factor que influye en el desarrollo y evolución de esta enfermedad es la alimentación y el estado nutricional de la persona. Para ello, recomendó disminuir el consumo de sal añadida y aumentar el consumo de ácidos grasos poliinsaturados, especialmente el Omega 3.

“Esto a razón de que numerosos estudios señalan que el Omega 3 -presente en los pescados azules- posee propiedades cardioprotectoras, principalmente por sus efectos antiinflamatorios y antiarrítmicos. Así, recomendamos su consumo dos a tres veces por semana en preparaciones que no incluyan fritura, para así aprovechar al máximo sus nutrientes”, comenta.

Además, una alimentación balanceada y saludable es clave para disminuir las consecuencias negativas de esta enfermedad.

"Primero asegura un correcto aporte de nutrientes (ni exceso ni defecto) que afecten negativamente la presión arterial. Segundo, ayuda a tener un peso saludable, lo que contribuye de manera directa a tener niveles adecuados de presión arterial. Es por eso que debemos asegurar, principalmente, un correcto aporte de fibra, antioxidantes y ácidos grasos de buena calidad.Además de disminuir el consumo de sal añadida, alcohol y café", explica. 

 

Según datos del Ministerio de Salud, uno de cada tres peruanos no sabe si sufre de presión alta, y a nivel de América Latina, ocho de cada diez personas consumen demasiada sal. Asimismo, de acuerdo con el Instituto de Estadística e Informática (INEI), en 2016 el 8.6% de la población peruana de 15 a más años fue diagnosticada con hipertensión arterial, donde las cifras fueron mayores en el sexo femenino con un 10.4% versus un 6.9% del género masculino.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que las principales causas de mortalidad en el mundo son la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular, que ocasionaron 15 millones de defunciones en 2015 y aproximadamente 9.4 millones de esas defunciones se derivaron de la hipertensión arterial.

"Es posible prevenir esta enfermedad con el consumo de alimentos cardioprotectores como: las verduras, frutas y cereales integrales en general, que brindan un excelente aporte de fibra y antioxidantes, también es el caso del pescado azul y el aceite de oliva que aportan buena cantidad ácidos grasos poliinsaturados de buena calidad, especialmente de Omega 3", menciona Romero.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica no transmisible caracterizada por un incremento continuo de las cifras de la tensión arterial, que es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias al ser bombeada por el corazón. Cuanta más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear la sangre.

"El pescado se debería consumir de 2 a 3 veces a la semana en la población adulta, y en los niños de 1 a 2 veces por semana para prevenir la enfermedad", finaliza.