Cómo disfrutar de Mistura y no enfermar en el intento

La nutricionista Sara Abu Sabbah recomienda a los comensales que prefieran variedad antes que cantidad al visitar la edición 2017 de la feria gastronómica.

"Hay que recordar que cada ingesta de comida requiere un tiempo de digestión", comenta Abu Sabbah. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Andina

La comida peruana continúa viviendo uno de sus mejores momentos. Mistura, la feria gastronómica que se mudará este año al distrito del Rímac, es un claro ejemplo. La nutricionista Sara Abu Sabbah explica que los comensales deben preferir variedad antes que cantidad a la hora de asistir a este evento.

“Esta prueba va a depender también de cuánto tiempo pasa uno en Mistura. Si uno va desde la mañana hasta la noche, es decir, una jornada completa, que es lo ideal, entonces uno va a tener tiempo de, por ejemplo, en la mañana pasar a probar jugos, frutas, de repente, bocaditos salados en pequeñas cantidades. Pueden comer de todo, pero en cantidades pequeñas”, comenta Abu Sabbah.

Comer cinco veces al día. A lo largo del día, lo ideal es comer en 5 ocasiones: desayuno, media mañana, almuerzo, comida de media tarde y cena. La nutricionista recomienda que dichas porciones sean variadas. “La mitad del plato debe ser vegetales, tales como ensaladas o frutas. La otra mitad se debe dividir en dos: un cuarto de proteínas –una porción de carnes por ejemplo- y un cuarto de almidones, tales como menestras o quinua”, resalta.

Comida ligera por tres días. ¿Comiste en abundancia y no sabes qué hacer? En casos excepcionales como mistura, Abu Sabbah recomienda seguir una dieta baja en calorías los siguientes tres días, la cual puede consistir en ensaladas, frutas, lácteos descremados y carnes a la plancha. Asimismo, también podemos optar por hacer una hora de ejercicio moderado, sin incrementar la cantidad de actividad física de manera exagerada.

“Hay que recordar que cada ingesta de comida requiere un tiempo de digestión. Entonces, al hacer la degustación, se debe preferir los bocados pequeños, para que le permita luego seguir caminando, conocer, darse una vuelta, observar, porque cuando ya toque la siguiente ingesta, que puede ser un snack de media mañana o podría saltarse hasta el almuerzo, el cuerpo esté dispuesto y el apetito también”, explica la especialista.

“Cuando ocurre un proceso de indigestión se presentan síntomas: nauseas, dolor de cabeza, diarrea, incluso fiebre. Si ya los síntomas están esa magnitud, entonces una dieta blanda es obligatoria durante un máximo de dos días. Pero, si esta indigestión se manifiesta en malestares menos agudos, como sensación de pesadez o menor apetito, podría aplicar una dieta media blanda”, resalta.