Cuando la 'alimentación consciente' ayuda a bajar de peso

Es clave establecer una conexión con nuestros alimentos, porque así nos evitamos caer en excesos como el sobrepeso, obesidad y otras enfermedades.

El estar más consciente de nuestros pensamientos, hace que nos demos cuenta si estamos comiendo por ansiedad.
El estar más consciente de nuestros pensamientos, hace que nos demos cuenta si estamos comiendo por ansiedad. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Bajar de peso para muchos es algo difícil de conseguir, porque requiere de constancia, disciplina y asesoramiento personalizado para no caer en falsas 'dietas milagrosas'. Lo que quizá no estábamos tomando en cuenta, es que el equilibro emocional y la disposición que tenemos para comer, también influye.

En el Congreso Europeo sobre la Obesidad celebrado este año en Porto, Portugal, una investigación estadounidense destaca la llamada 'alimentación consciente' como una forma de perder esos kilos demás.

Se trata de una práctica budista de la meditación, que no se basa en la restricción de las comidas, sino que lleva a poner más atención a lo que se come, cuándo se come y cómo se come. De esa forma estaríamos dejando de comer por impulso.

Es clave establecer una conexión con nuestros alimentos, porque así nos evitamos caer en excesos como el sobrepeso, obesidad y otras enfermedades. Deberíamos dedicarle un tiempo a nuestra alimentación, y apagar la televisión o hacer una pausa al trabajo.

Poner atención a lo que se come y cuándo se come, contribuye a que se terminen los picoteos y la alimentación por impulsos.
Poner atención a lo que se come y cuándo se come, contribuye a que se terminen los picoteos y la alimentación por impulsos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Estudio

Una investigación dirigida por la doctora Carolyn Dunn, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos, evaluó un programa en línea desarrollado por investigadores de dicho centro de estudios, llamado Eat Smart, Move More, Weigh Less (ESMMWL), que se centra en el cambio de comportamiento de la gente, a través de la alimentación consciente. Hasta ahora el programa se ha ofrecido con éxito a más de 16.500 personas.

"De un total de 80 participantes en el ensayo, 42 siguieron el programa de manejo de peso que toma 15 semanas, mientras que 38 pasaron a un grupo de control antes de unirse al programa. Los que completaron el entrenamiento perdieron más peso que los del grupo control (1,9 kg frente a 0,3 kg) y tuvieron un aumento significativamente mayor en sus puntuaciones de atención plena. Los participantes seguidos por más de 6 meses, mantuvieron su pérdida de peso o perdieron aún más", reseña Medscape. com.