Elmer Huerta: "Los edulcorantes son una súper monería"

Estudio revela que el uso de los edulcorantes artificiales está relacionado a un aumento de peso y a otros problemas de salud.

Es un error creer que endulzar los alimentos con edulcorantes no calóricos, evitará la subida de peso.
Es un error creer que endulzar los alimentos con edulcorantes no calóricos, evitará la subida de peso. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

La ciencia desmiente que el uso de los edulcorantes artificiales ayude a bajar de peso. Esta moda, que ha venido desplazando al azúcar, incrementa el riesgo de obesidad, entre otros males de alcance mundial.

Un estudio publicado en el diario de la Asociación Médica Canadiense -el más grande que se ha hecho para evaluar la relación entre los edulcorantes, el peso y la salud- revisó 37 publicaciones previas, 7 de ellas fueron ensayos clínicos que abarcaron un seguimiento de 6 meses, y los 30 restantes fueron estudios que incluyeron a 400.000 participantes en un periodo de 10 años.

Los resultados revelaron que los endulzantes artificiales no son tan beneficiosos como se creía. "No solamente no bajan de peso, sino que aumentan de peso, tienen presión alta, tienen más síndrome metabólico, es decir, les crece la barriga, les aumenta el colesterol, les aumenta el azúcar, más casos de diabetes tipo II y más problemas cardiovasculares", explica Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias.

Cuando se consume edulcorantes, el cerebro entiende que no engorda y puede comer más, señala la nutricionista Sara Abu Sabbah.
Cuando se consume edulcorantes, el cerebro entiende que no engorda y puede comer más, señala la nutricionista Sara Abu Sabbah. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

Existen los llamados edulcorantes nutritivos que aportan calorías, como el azúcar, la miel o la panela. Y también están los edulcorantes no calóricos, que pueden ser artificiales como la sacarina y el aspartamo; o pueden ser naturales como la estevia o la sucralosa. "Cuando tú tomas un edulcorante no calórico, el sabor dulce se mantiene, pero en la mente de la gente es: 'ya no engorda', 'como más' o 'como más veces", señala la nutricionista y dietista Sara Abu Sabbah.

Los edulcorantes son utilizados en la repostería, en los zumos, los lácteos, los helados y en golosinas como chicles y chocolates. Es un error creer que endulzar los alimentos de esta forma, evitará la subida de peso. "Acá el problema es que la persona tiene que entender que tenga o no edulcorante, siempre hay que consumir con moderación", dice la especialista.

Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, no aconseja el uso de edulcorantes, porque engaña al cerebro haciendo que uno coma más y engorde. Recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda de 6 a máximo 9 cucharaditas de azúcar al día. 

"Las monerías que a veces uno hace, los problemas de salud que pueden ocasionar. Los edulcorantes definitivamente son una súper monería".

Apostar por el consumo medido de azúcar y la actividad física, son mejores recomendaciones para lograr una buena salud. Además, no se debe acentuar una predilección por lo dulce desde temprana edad, porque a largo plazo eso nos pasará factura.