La alimentación diaria y su relación con la higiene bucal

Estas son algunas recomendaciones para cuidar nuestra salud bucal y prevenir enfermedades.

¿Cómo cuidar tus dientes y lograr una mejor presentación personal? | Fuente: Vía: Misremedios.com

El cuerpo humano es una máquina en constante funcionamiento, todo lo que ingerimos lo afecta directamente, por lo que se debe tener cuidado con los alimentos que consumimos , de lo contrario podemos sufrir problemas en nuestra salud general, incluyendo problemas bucales, como dientes y encías.

Especial cuidado requieren las dietas que se realizan: es necesario consultar con su médico y dentista antes de comenzar, ya que de no incluir alimentos que contengan los nutrientes necesarios, aumenta el riesgo de desarrollar gingivitis y posteriormente periodontitis, las principales causas del sangrado de las encías. Así también, pueden desencadenarse problemas en los huesos, sistema inmunológico, aumento en el riesgo de tener caries o llagas en la boca.

Mantener una alimentación equilibrada favorecerá a la salud general, previniendo la aparición de enfermedades dentales y la caída de los dientes, por lo cual es necesario empezar a prestar atención a nuestra boca. La periodoncista y directora médica de la Clínica Eurodent, Jubitza Loayza brinda algunas recomendaciones para cuidar la salud bucal.

1. Tener una alimentación saludable. Una dieta variada y equilibrada que incluya vitaminas C y D, calcio, flúor y fósforo, como cereales, granos, frutas, vegetales, proteínas y grasas saludables permitirán reforzar las defensas del cuerpo para prevenir infecciones bucales.

2. Evitar fumar y beber en exceso. Moderar el consumo para evitar daños en los tejidos de la boca y prevenir el cáncer bucal.

3. Reduce el consumo del café, vino tinto y el té. Se adhieren al esmalte dental, favoreciendo la decoloración y aparición de machas en los dientes.

4. Disminuye el consumo de bebidas carbonatadas y energizantes. Contienen una gran cantidad de dióxido de carbono, azúcar y ácidos lo cual provoca daños en el esmalte dental, y en casos más graves caries y la pérdida de los dientes.

5. Lavarse los dientes después de consumir dulces. Realizar una limpieza bucal con una técnica de cepillo correcta al finalizar de comer, de lo contrario el azúcar se adherirá a los dientes. Puedes elegir otras opciones como manzanas, zanahorias o apio.

6. Evita comer alimentos que se adhieren a los dientes. Dulces pegajosos como caramelos, toffees y gomitas dañan el esmalte dental.

7. No beber o comer alimentos calientes o muy fríos. El cambio de temperatura produce sensibilidad en los dientes, causando un dolor agudo. También lo provoca los alimentos muy dulces o ácidos.

CARIES

Para poder prevenir problemas bucales se debe tener cuidado con nuestra alimentación, por lo que se debe evitar el consumo de los siguientes alimentos:

- Caramelos. Contienen un alto contenido de azúcar que se adhiere a los dientes, produciendo fermentación y por consiguiente mayor acidez en la boca, desmineralizando los dientes, lo cual predispone que las bacterias se proliferen causando caries.

- Café, té y vino tinto. Además de producir manchas en los dientes, el vino y el té contienen taninos, sustancia que fomenta la sequedad bucal y la cafeína aumenta los niveles de estrés, el cual es un factor de riesgo de la enfermedad de las encías o periodontal.

- Cítricos. Las frutas y zumos cítricos son altamente ácidos, lo cual puede generar daños en el esmalte de los dientes y por consiguiente hacerlos más susceptibles a sufrir sensibilidad y caries.

- Frutos secos. A pesar de ser beneficiosos para la salud, estos alimentos tienen un alto contenido de azúcar, la cual se adhiere a los dientes con facilidad, provocando la aparición de caries.

- Carbohidratos. El almidón que contiene el pan, la pasta y las papas fritas, se adhiere con facilidad a los dientes, contribuyendo a la formación de la placa dental, que a largo plazo genera caries y enfermedades en las encías.

- Bebidas carbonatadas y energizantes. Contienen una gran cantidad de dióxido de carbono, azúcar y ácidos lo cual provoca daños en el esmalte dental, y en casos más graves caries y la pérdida de los dientes.

- Bebidas alcohólicas. El alcohol causa deshidratación y sequedad bucal, facilitando la aparición de las caries e infecciones bucales debido a que altera la microflora oral.