Las grasas vegetales son más saludables que las grasas animales

El Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta recomienda incluir en nuestra dieta alimentos como la palta y el aceite de oliva.

La discusión sobre el etiquetado de los alimentos procesados ha llevado a los consumidores a preguntarse qué grasas señaladas en los empaques son más o menos saludables. Un estudio realizado en Nueva Orleans dedujo que las grasas insaturadas vegetales son menos dañinas que las grasas insaturadas animales, ya que tienen menos riesgo de producir algún problema al corazón.

“Las grasas, las proteínas y los carbohidratos se encuentran en cualquier alimento. Las grasas son de dos tipos: las saturadas, las que en su molécula química están llenas de hidrógeno, y las insaturadas, las que no tienen hidrógeno. Ambas se encuentran en alimentos de origen animal y vegetal”, según comentó el Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta sobre un estudio realizado en Nueva Orleans.

En la Reunión Anual de la Asociación Norteamericana del Corazón en Nueva Orleans un grupo de médicos presentó un estudio que realizó a 65 mil mujeres y 30 mil hombres que fueron examinados durante 22 años para reconocer de dónde obtenían sus grasas insaturadas. Según los expertos, los consumidores de grasas de animales tienen más del 21% de probabilidades de morir de problemas cardiacos que los consumidores de grasas vegetales.

 

Tal y como lo dice el estudio, las grasas más saludables son las insaturadas. Se encuentran en animales y vegetales: en el aceite de oliva, el aceite de canola, las nueces, el maní y la palta. También se encuentran en cantidades pequeñas en el huevo y en algunos tipos de carnes como en el pollo.

Huerta comenta que las grasas saturadas no son buenas para el corazón porque se acumulan en las arterias y causan derrames cerebrales e infartos cardiacos.

Las grasas saturadas de los animales se encuentran en las carnes rojas, los embutidos, la leche entera, la mantequilla, las salchichas, la manteca, y las grasas saturadas vegetales, en el aceite de coco, el aceite de palma y las margarinas o grasas trans.

“Algunas personas siguen la moda del aceite de coco. Consumirlo en exceso es peligroso, las propiedades del aceite de coco no están firmemente estudiados como se piensa”, advierte Huerta.

Las salchichas y los embutidos son deliciosos, pero consumir en exceso grasas saturadas como estas pueden llevar a la persona directo al hospital. Para no tener algún riesgo de problemas al corazón es mejor optar por grasas insaturadas vegetales como, por ejemplo, una deliciosa combinación de aceite de oliva y palta en la dieta de la semana.