Loncheras saludables para un óptimo inicio de clases

Pescado y huevo son alimentos que otorgan los nutrientes que favorecen la concentración y aprendizaje en los niños

El inicio de clases está cada vez más cerca. Este 2 de marzo, algunos centros educativos particulares tendrán su primer día del año lectivo. Las opciones de loncheras saludables son uno de los dolores de cabeza de las madres de familia, cuando piensan en qué alimentos debe elegir para favorecer al crecimiento físico y mental de sus hijos.

Lorena Romero, nutricionista de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) comenta que una lonchera balanceada es importante para incrementar un óptimo desarrollo cognitivo. "Mucha gente cree que incluir alimentos poco usuales, como el pescado, no es posible, pero las opciones son muchas. Pero no solo ayuda a la variedad en las loncheras de los niños sino que brinda nutrientes importantes", explica. 

Una dieta rica en calcio y vitaminas es ideal para favorecer al crecimiento de huesos y músculos durante la niñez y adolescencia. "Además, las cantidades de ácidos grasos omega 3, provientes de pescados azules cuidan la masa ósea y protegen el buen funcionamiento del organismo infantil", menciona.

Una lonchera saludable es importante para el buen rendimiento de los niños en la escuela. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: graletta

Variedad es mejor. “Debemos aprovechar los alimentos que nos regala la madre naturaleza. Si de pescados se trata debemos elegir tortillas de peces azules como la caballa, el bonito y el jurel, animales que abundan en nuestro mar y tienen buenas cantidades de estos ácidos grasos, así como calcio y vitamina D", anota. 

No dejemos de lado la preparación correcta de las loncheras saludables de nuestros hijos pues cubren hasta el 15% de calorías diarias requeridas por los niños. Una buena alimentación es vital.

Una lonchera saludable debe contener alimentos de todos los grupos nutricionales. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: KatarzynaBialasiewicz

Es importante evitar gaseosas, chocolates, caramelos, chicles, galletas con relleno, frituras saladas pues contienen altos niveles de grasa que perjudican la salud de los niños.

Elija alimentos energéticos que aportan calorías para jugar y estudiar como pan y cereales, proteínicos para el crecimiento y desarrollo como lácteos, huevos y carnes; y aquellos que contienen vitaminas y minerales que regulan y protegen nuestro cuerpo como las frutas y verduras. Si de elegir un buen acompañamiento se trata incluya agua o jugo de frutas.