Ocho alimentos que no son nada saludables

No consumir ciertos alimentos es primordial en una dieta saludable, estas son las sugerencias de los nutricionistas.

| Galería: 8 Fotos
Este dip tiene una elevada cantidad de grasas saturadas, lo que acompañados con la harina refinada de la cobertura fomenta los altos valores de colesterol y el sobrepeso. Entre los síntomas más comunes están las indigestiones, pesadez digestiva y diarreas. | Fuente: Getty Images

Comer saludable es el sueño de toda persona amante de la vida sana y equilibrada. Un camino que es fácil de seguir si se evita la ingesta de ciertos alimentos que contienen gran cantidad de grasas y azúcares.

Primavera rolls. Relleno de zanahoria, cebolla, salsa de soya y carne, los rollitos primavera son uno de los aperitivos más famosos de las reuniones y fiestas. Sin embargo, no todo es color de rosa. Para el experto en Nutrición y Gastronomía del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, Rubén Bravo, está comida ligera provoca síntomas desde hinchazón abdominal hasta intoxicaciones leves.

Bebidas energéticas y alcohol. Los especialistas comentan que se debe tener cuidado con la combinación de bebidas con cafeína y alcohol pues se convierte en una bomba energética que puede provocar efectos negativos en la salud.

Papas fritas. Los chips embolsados son un alimento rico en aceite, con una alta concentración de ácidos grasos saturados. Al ser procesados a más de 200 grados centígrados, un compuesto del aceite de palma se convierte en glycidol.

Salchichas. Uno de los alimentos favoritos de niños y grandes. Un plato de hot dogs pueden salvarnos en un momento de hambre y poco tiempo. La nutricionista Laura Pire, escribe el portal Buena Vida de El País, comenta que este plato es poco recomendable pues tiene proteínas de baja calidad y un exceso de grasas saturadas y sal.

Donuts. La nutricionista del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, María Garriga comenta que la elaboración de este alimento constituye grandes cantidades de grasas trans y aceite de alto contenido.

Cubitos de concentrados de pollo o carne. Compuestos de sal, grasa de palma y saborizantes, este alimento es perjudicial para la salud pues favorece la hipertensión.

Carne enlatada. De acuerdo con pruebas del Centro Internacional de Investigaciones sobre el cáncer, parte de la IMS, la carne procesada es “carcinógena para los humanos”. Pese a esta prueba, no se ha establecido una cantidad de gramos para un consumo normal.

Bebidas gaseosas. Este tipo de bebida contiene altas cantidades de azúcar en su composición, lo que favorece al aumento de peso.