Qué se gana y qué se pierde con las papas precocidas

Si bien las papas precocidas son atractivas para el consumo industrial, por su practicidad y poder de conservación, nutricionalmente no son la mejor opción.

El país importa al año alrededor de 30 mil toneladas de papa precocida proveniente de Holanda y otros países de Europa, ello pese a que el Perú es un productor ancestral de este tubérculo, con alrededor de 3 mil variedades. La razón: los negocios de comida rápida, restaurantes y pollerías apuntan a abaratar costos.

Y es que el hecho de no tener que lavar, pelar ni cortar la papa, se traduce en ahorro de tiempo y mano de obra.

Si bien las papas precocidas son atractivas para el consumo industrial, por su practicidad y poder de conservación, nutricionalmente no son la mejor opción.

"Sufren la pérdida de nutrientes (vitamina C), en el proceso de prefrito. La papa precocida no es comparable con la papa fresca, que es mucho mejor y más si se consume con la cáscara bien lavada", señala la nutricionista y dietista Sara Abu Sabbah.

Pero los negocios deciden si están más interesados en su rentabilidad o en la venta de alimentos de mejor calidad y valor nutricional para sus consumidores.

La papa fresca es mucho mejor y más si se consume con la cáscara bien lavada. | Fuente: Getty Images

Según Abu Sabbah, cualidades relacionadas a la conservación, la textura, el aroma, el color o el sabor, pueden lograrse con aditivos alimentarios. De la misma forma, se puede evitar la oxidación natural del tubérculo. "También puede que pase por un proceso rápido de escalsado (como un sancochado rápido) y congelado, ese cambio de temperatura brusco neutraliza el proceso metabólico de la papa y la conserva", anota.  

Los procesos de precocción pueden ser variados, por ejemplo, se fríe, luego se corta, se envasa, y continúa la etapa de congelamiento que ayuda a la preservación del alimento, antes de que este sea nuevamente cocido.

"Por lo general, cuando la papa está destinada para ser frita, ha pasado por un primer proceso rápido de cocción, que puede ser un escalsado, un horneado o un prefrito. También hay otra manera industrial que no requiere agua ni medio graso, pero se hace con máquinas especiales".

La papa precocida que se importa, proviene de variedades diferentes a las que se venden en el mercado y están destinadas al uso doméstico.  

Finalmente, recuerda siempre leer las etiquetas de los productos industrializados. Mientras esté en tus manos, opta por ser un consumidor informado. ¡Buen provecho!