Las caídas y fracturas en ancianos se previenen con el ejercicio constante

Los suplementos de vitamina D y de calcio no tienen ningún beneficio para prevenir estas lesiones. Elmer Huerta explica que lo mejor es realizar actividad física interdiaria.

Una fractura es la causa de muerte más común en personas de más de 65 años. Según el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, en sus siglas en inglés), en ese país uno de cada tres adultos mayores sufre caídas cada año. El Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta explica que el ejercicio es la mejor manera de combatir las fracturas.

“Los adultos mayores se caen por cambios (o problemas) normales en la visión, el oído o la fuerza muscular. Estos pueden hacer que ellos pierdan el equilibrio por la falta de coordinación en sus movimientos. Enfermedades debilitantes y el uso de diversas medicinas, o tropezones con alfombras u objetos en la casa pueden ocasionar esas caídas”, comenta el especialista.

Después de revisar alrededor de 20 estudios sobre prevención de caídas en ancianos, los investigadores del USPSTF concluyeron que el mejor método para prevenirlas es el ejercicio diario.

Según la revista Health Day, la actividad física es considerada por los científicos como una panacea -una suerte de medicamento que lo cura todo y prolonga la vida-. Además, recomiendan a todas las personas que gozan de buena salud realizar 30 minutos de ejercicio interdiario y entrenamiento de fuerza dos veces por semana.

“Cualquier tipo de ejercicio es beneficioso para prevenir las caídas: caminatas, baile, natación, ejercicios de tensión muscular como el yoga o tai-chi, las máquinas elípticas o caminadoras, etc.”, comenta Huerta.

PREVENIR FRACTURAS

Los ancianos tienen los huesos débiles por lo que una fractura es la peor consecuencia que ocasiona una caída. Es importante estudiar si estas lesiones pueden o no prevenirse. En el año 2012, los investigadores de la USPSTF estudiaron que los suplementos de calcio y vitamina D podrían ser útiles en la prevención de fracturas.

La idea cambió con el nuevo estudio. En este, los científicos dan marcha atrás a las recomendaciones sobre la vitamina D, ya que solo resulta efectiva en pacientes con osteoporosis, con una historia de fracturas previas o con una deficiencia de esta en la sangre. “Los investigadores han encontrado que quienes consumen esos suplementos de calcio tienen el riesgo de desarrollar cálculos en los riñones”, advierte Huerta.