Mitos sobre las mujeres y las pesas

Tener un cuerpo delgado y tonificado no precisamente significa levantar varios kilos en pesas y tener los músculos enormes como el de los hombres.

No importa qué tan pesado cargues en máquinas o barras, si llevas una dieta adecuada y estás haciendo ejercicios de cardio, lo que lograrás con las pesas es un cuerpo definido. | Fuente: Facebook Magaly Farfán

Típico dilema para un gran porcentaje de mujeres que erróneamente piensan que un entrenamiento llevado por máquinas o pesas, van a conseguir el cuerpo de Hulk. Pues a continuación te voy a explicar que pasa realmente cuando entrenas con pesas.

Ir al gimnasio y trabajar hacia el objetivo de un cuerpo delgado y tonificado no precisamente significa levantar varios kilos en pesas y tener los músculos enormes como el de los hombres. Hay varias opciones para tonificar tu cuerpo y verte bien sin parecer un culturista.

¿Quién es la responsable?

Una hormona llamada: Testosterona. Se encuentra tanto en los hombres como en las mujeres y su producción tiene lugar en las gónadas masculinas y femeninas (testículos y ovarios respectivamente).

La razón por la que una mujer, aun entrenando con bastante peso, le será muy difícil que presente la misma masa muscular que la de un hombre, porque ellos producen testosterona en muchísima más cantidad que nosotras, lo cual para ellos implica una mayor facilidad a la hora de ganar músculo.

Beneficios de un entrenamiento con pesas

1.- El entrenamiento con pesas te da masa muscular. Una vez que lograste reducir los niveles de grasa con ejercicios de cardio durante un período de tiempo, y no quieres verte delgada pero con el cuerpo flácido, es recomendable comenzar un entrenamiento con pesas para lograr definir y tonificar el cuerpo. Comenzar con mancuernas y pesos libres.

Con el fin de tonificar, utilizar pesas con altas repeticiones. Esto va a quemar calorías y contribuir al proceso de adelgazamiento, así como la creación de un cuerpo tonificado. Cuanto más músculo tengas, menos depósitos de grasita.

2.- ¿Qué pesa más, 5 kg de plumas o 5kg de clavos?
Los dos pesan exactamente lo mismo, 5kg. Sin embargo, 5 kg de plumas ocupa mucho más espacio que 5 kg de clavos. Lo mismo ocurre con la grasa y el tejido muscular. La masa muscular magra es más densa y más compacta que el tejido graso. Cinco kilos de grasa pesan lo mismo que cinco kilos de músculo magro, pero el músculo ocupa menos espacio y es más activo metabólicamente, lo que significa que puede quemar más calorías en reposo que la grasa relativamente inactiva. El entrenamiento con pesas ayuda a reducir los niveles de grasa corporal y a incrementar la masa muscular magra.

Lo que nos pone grandes y flácidas es una mala alimentación. | Fuente: Getty Images


3.- Aunque no podemos elegir que parte reducir en forma localizada, podemos mejorar áreas específicas. Por ejemplo, fortalecer y darle forma a los  glúteos y piernas mejora notablemente nuestra apariencia. La ropa nos va quedar mucho mejor. De alguna forma ayuda a esculpir nuestro cuerpo.

4.- Entrenar con pesas, mejora la relación que tienes con tu cuerpo. Aprendes a conocerte, al mismo tiempo te levantas con mejor ánimo porque incrementan tus niveles de dopamina y endorfinas: hormonas que mejoran tu estado de ánimo y actitud que te hacen sentir contenta. Por eso dicen que los deportistas somos las personas más felices.

Así que ya saben chicas, nosotras no tenemos suficiente testosterona para ponernos grandes. No importa qué tan pesado cargues en máquinas o barras, si llevas una dieta adecuada y estás haciendo ejercicios de cardio, lo que lograrás con las pesas es un cuerpo definido, tonificado, más equilibrado y con menor flacidez. Lo que nos pone grandes y flácidas es una mala alimentación y ausencia de ejercicio que resulta un incremento de grasa corporal.

¡Nos vemos en el gym!