9 mitos y verdades sobre el cáncer de mama

Es falso que un golpe en los senos cause una tumoración cancerosa y la lactancia sí es un efecto protector contra el cáncer de mama. Una especialista nos explica más.

El cáncer de mama es el de mayor incidencia en la mujer peruana y es la segunda causa de mortalidad.
El cáncer de mama es el de mayor incidencia en la mujer peruana y es la segunda causa de mortalidad. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El cáncer de mama es el de mayor incidencia en la mujer peruana y es la segunda causa de mortalidad, luego del cáncer de estómago. De allí la importancia de la detección temprana para lograr la cura.           
 
La mastóloga Rosario Cueva nos esclareció algunos mitos y verdades:

1. Un golpe en los senos no es desencadenante de la enfermedad. “El bultito muchas veces ya lo han tenido, y las pacientes como no se hacen un autoexamen de mamas, recién cuando se lo detectan van al médico. Allí es donde les hace un diagnóstico que puede ser una tumoración benigna o un cáncer”.

2. Otras pacientes dudan en aumentarse los pechos porque creen que eso las predispone al cáncer. Sin embargo, la especialista explica que el implante mamario solo podría dificultar la evaluación médica.

Muchas mujeres van a consulta porque tuvieron un golpe en los senos, y eso puede coincidir con la detección de una tumoración, pero no es la causa. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

3. Los senos grandes no implican que la persona esté más predispuesta al cáncer, pero sí complica la evaluación clínica para detectar tumores.

4. Aquellas mujeres que comienzan a menstruar desde los 8 a 9 años y dejan de hacerlo muy tardíamente, sí tienen razones para preocuparse. “El estímulo hormonal prolongado, porque son más años, podría convertirse en un cáncer de mama, pero hay que entender que hay múltiples factores de riesgo y estos se van sumando”.
   
5. Las pacientes que han tenido cáncer de mama tienen un 30 % de probabilidades de tener un rebrote. El no tener hijos es otro factor de riesgo, advierte la doctora Cueva. “La gestación y la lactancia permite la maduración completa de la glándula mamaria, y ahí se producen un tipo de células protectoras. Cuando la mujer no ha gestado ni dado de lactar, esas células no van a existir”.

La lactancia materna crea un efecto protector contra el cáncer de mama. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

6. Cuando se halla un tumor, muchas mujeres retrasan de forma dramática que se les haga una biopsia porque creen que van a morir. “La confirmación diagnóstica para iniciar un tratamiento es la biopsia hecha por el patólogo. Si no tenemos ese estudio, no podemos sacar la mama, no podemos hacer un tratamiento de conservación de los senos, no se puede hacer quimioterapia, etc. Ese periodo de tiempo es muy importante y no debería retrasarse”.

7. Múltiples causas pueden llevar a un cáncer de mama. De hecho las principales y no modificables son: el ser mujer, pasar los 50 años de edad y la herencia genética, es decir, si dos familiares o más familiares directos han tenido la enfermedad.

La confirmación diagnóstica para iniciar un tratamiento es la biopsia hecha por el patólogo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

8. Los factores de riesgo modificables y que podríamos controlar son: la obesidad, el sedentarismo, el consumo excesivo de alcohol, el uso de la terapia hormonal combina por más de cinco años.

9. Los varones también pueden tener cáncer de mama, aunque en menor incidencia. “Si bien su glándula mamaria es muy rudimentaria, el 3 a 4 por ciento de los casos corresponden a los hombres. Si el paciente se detecta un nódulo, generalmente debajo de la aureola pezón, tiene que acudir a un especialista a hacerse una evaluación. En el caso de los hombres existe un factor genético, pero no es el único”.