Actividades físicas, una muy buena idea para los niños en vacaciones

Hay que tener en cuenta que los niños y adolescentes nunca deben entrenar igual que un adulto.

El ejercicio físico es importante a toda edad. | Fuente: Getty Images

-“Estoy cansada de verlo en su tablet!”, “Pasa mucho tiempo frente a los videojuegos”, “¡No sé qué hacer con mi hijo en las vacaciones!”. Estos son algunos de los comentarios que he oído últimamente con respecto al tiempo que tienen los niños en las vacaciones.

Entre varias opciones que existen para aprovechar el tiempo libre, nada mejor que realizar actividades de vida saludable como el ejercicio físico.

Muchas mamis tienen el concepto erróneo sobre el deporte inculcado en los niños, ya que como están en pleno desarrollo, creen causarles cierto daño. La actividad física en la infancia y en la adolescencia es fundamental para el correcto desarrollo del niño, mejorando las funciones cardiovasculares y contribuyendo a una adecuada maduración del sistema músculo-esquelético y de sus habilidades psicomotoras.

Realizar ejercicio físico continuo, junto a una dieta equilibrada, contribuye al control del peso corporal, evitando así la aparición de la obesidad, tanto en la infancia como en la vida adulta.

Magaly Farfán aclaró que el levantamiento de pesas no es lo mismo que entrenamiento de pesas. | Fuente: Getty Images

Mejora su formación física y la autoestima, potencia sus valores sociales y su relación con el entorno. Además se divierten de lo lindo. Si te falta alguna razón para motivar a tu niño a hacer ejercicio la encontrarás aquí:

Beneficios del deporte para los niños

•    Incrementa la autoestima y disminuye la tendencia a desarrollar comportamientos agresivos con su entorno social.
•    Reduce las actitudes negativas frente a la escuela y el abandono de los estudios.
•    Hacer deporte sirve también a futuro como preparación para la vida laboral.
•    Mejora la salud, previene lesiones y daños derivados de malas posturas.
•    Mejora el rendimiento escolar.
•    Ayuda a desarrollar su imaginación, a través de nociones como velocidad, distancia, profundidad, fuerza, fuerza de impulso, juego limpio, coordinación, concentración, etc.
La elección de un deporte corresponde conversarlo entre el hijo y sus padres. Es necesario, sobretodo, respetar el gusto y el interés del pequeño, y jamás obligarles a que hagan algo que no les guste. De lo contrario, conseguirás un efecto negativo: odiar el deporte.

Baloncesto y fútbol (Niños de 5 años a más)
Son deportes de equipo que desarrollan la velocidad, la resistencia, la coordinación de movimientos, las reglas, el respeto al adversario y el trabajo en equipo.

Natación (Bebés - en adelante)
Suele ser el deporte más adecuado para niños de muy corta edad. Mientras el niño no tenga edad suficiente para jugar a otras actividades, el agua se presenta muy accesible, ya que no hace daño, mantiene su peso y puede desplazarse por sí mismo aunque todavía no se mantenga en pie en tierra firme. Los bebés desarrollan toda su psicomotricidad en el agua. Aquí aumenta su equilibrio, los reflejos y se enriquece la seguridad en sí mismo. En cuanto a la edad idónea para la natación, como saber nadar con estilos, se puede iniciar a partir de los 4 años.

El karate, además, fomenta la disciplina y el respeto hacia los demás. | Fuente: Getty Images

Karate (Niños desde los 5 años)
Son deportes de combate, que desarrollan la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio. Permiten a niños hiperactivos canalizar su energía y agresividad. Les enseña a defenderse, por lo que les aporta confianza y seguridad. Favorece la disciplina y el respeto hacia los demás.

Entrenamiento Funcional y Crossfit (Desde niños de 8 años)
Resulta muy beneficioso para reforzar la confianza y disciplina. Al tratarse de un tipo de entrenamiento en el que el entrenador está continuamente supervisando a los alumnos, éstos van adquiriendo poco a poco una disciplina deportiva. Como en otros deportes, por ejemplo, deportes de contacto, en el crossfit se desarrollan capacidades como el liderazgo, trabajo en equipo, capacidad de escuchar, superar distintos retos, etc.

Gimnasio y las pesas
Todavía existen los mitos sobre el la pesas y los niños, lo relacionan con el crecimiento y lesiones. Pues el levantamiento de pesas no es lo mismo que entrenamiento de pesas. En primer lugar, el crecimiento en una persona se debe en mayor parte a su condición genética, su alimentación y sus hormonas. No se ha demostrado que a raíz de entrenar con pesas, un niño o adolescente deje de crecer. Así que esta afirmación es totalmente incierta.

Entrenar es importante, solo hay que tener en cuenta que los niños y adolescentes no deben entrenar nunca igual que un adulto. | Fuente: Getty Images

Un menor podría entrenar perfectamente siempre que esté bien asesorado y supervisado. Realizando movimientos correctos y manejando pesos ligeros. El entrenamiento con pesas puede ser muy beneficioso para el niño y su desarrollo,  y además, con muy poco riesgo de lesión si realiza el entrenamiento correctamente si lo comparamos con otros deportes.

Hacer ejercicio es importante, solo hay que tener en cuenta que los niños y adolescentes no deben entrenar nunca igual que un adulto, pues su cuerpo no va a responder igual. Esto no quiere decir que no deban practicar deporte, ya que el ejercicio es esencial y es más, debe ser una parte importante en el desarrollo de toda persona.

¡Nos vemos en el gym!