Alimentos para potenciar la función cerebral

Existen algunos aliados que previenen enfermedades neurodegenerativas, aumentan la productividad y la memoria, entre otros beneficios.

Hay alimentos que no solo previenen enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, sino que también pueden mejorar su actual función cognitiva, aumentar la productividad. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El cerebro necesita nutrientes adecuados para mejorar la producción de neurotransmisores, proteger las neuronas, evitar el daño y la degeneración cerebral. Mientras de mayor calidad sean los nutrientes ingeridos, mejor será la calidad energética y de neuroprotección.

La principal fuente de energía cerebral proviene de las grasas y de la glucosa (el mismo cuerpo puede producir glucosa a partir de aminoácidos o de triglicéridos). Las grasas producen un compuesto metabólico llamado cetonas, el cual ayuda a restaurar y renovar las neuronas, previniendo la neurodegeneración.

Alimentos sugeridos. No solo previenen enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, sino que también pueden mejorar su actual función cognitiva, aumentar la productividad, memoria y creatividad, produciendo beneficios tanto en el hogar como en el trabajo.

1. Aceite de Oliva extra virgen. Antioxidante potente que mejora su aprendizaje, memoria, revierte los signos de envejecimiento y el daño en las neuronas. Este aceite no se debe cocinar, se debe ingerir frío, agréguelo a sus comidas o ensaladas.

El aceite de oliva es un aliado para mantenernos jóvenes. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

2. Aceite de coco. Potente protector cerebral, previene la pérdida de la memoria. Este aceite resiste altas temperaturas por lo que se puede usar para freír o cocinar.

3. Frutos secos. El maní, nueces, almendras, entre otros, son fuente importante de grasas vegetales, muy saludables y ricas en omega 3. Se recomienda ingerir un puñado al día.

Se recomienda ingerir un puñado de frutos secos al día. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

4. Cúrcuma. Antigua raíz con efectos antinflamatorios potentes gracias a su componente curcumina. Estudios han demostrado que puede ayudar a inhibir la acumulación de beta amiloide el cual destruye los cerebros de pacientes con Alzheimer, incluso estimula la producción de nuevas células cerebrales. Se pude consumir en cápsulas o en polvo junto con los jugos o las comidas.

5. Moras azules. Sus antioxidantes se acumulan en las zonas responsables de la memoria y el aprendizaje, pueden mejorar la función neurocognitiva y reducir los síntomas de depresión.

6. Brócoli y coliflor. Con elevadas concentraciones de colina que protegen el cerebro. Es recomendable comer el brócoli crudo o cocinados por un máximo de 4 minutos.

La cocción del brócoli no puede pasar los 4 minutos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

7. Apio. Es un antioxidante y antiinflamatorio, que por su componente luteolina puede reducir la inflamación cerebral, que es la causa principal de neurodegeneración. Este componente también está presente en los pimientos y las zanahorias.

El apio puede reducir la inflamación familiar. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

8. Pescado. Fuente importante de omega 3 y DHA que protegen la función cerebral. Es importante su ingesta durante el crecimiento.

El pescado protege la función cerebral. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

9. Betarraga. Tubérculo rico en antioxidantes y nitratos naturales que aumentan el suministro de sangre a nivel cerebral, mejoran el rendimiento físico y cognitivo.

10. Yema de huevo. Es una fuente rica de colina, necesaria para el desarrollo cerebral del feto.

11. Garbanzos. Mejora la transmisión nerviosa y el flujo sanguíneo cerebral, es una fuente importante de magnesio.

Los garbanzos mejoran el flujo sanguíneo cerebral. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Entre los alimentos que se debe evitar está el azúcar y los endulzantes artificiales, ya que inflaman el organismo y degeneran el cerebro prematuramente. El azúcar refinada, sea blanca o rubia, no debe consumirse más de 25 gramos al día. Es mejor preferir la miel de abeja.

Además de la alimentación, es importante mantener niveles óptimos de vitamina D3 (con baños de sol e ingesta de salmón, champiñones, etc.), hacer ejercicio (protege su cerebro contra todas las formas de demencia), eliminar el mercurio de su cuerpo (amalgamas de los dientes), desafíe a su mente y aprenda nuevos conocimientos para formar conexiones entre neuronas que no existían previamente.

Muchas enfermedades se pueden prevenir con una buena alimentación, asimismo en pacientes que ya presentan deterioro cognitivo o síndrome demencial, se recomienda mantener una nutrición rica en los alimentos antes mencionados para retardar la progresión del cuadro en medida de lo posible.