"Bebés fantasmas" al leer una ecografía

Es un deber nuestro exigir que la gente que nos atiende tenga la preparación necesaria.
Es un deber nuestro exigir que la gente que nos atiende tenga la preparación necesaria. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: etorres69

Acabamos de tener en las noticias un caso en donde a una embarazada le hicieron una ecografía a las 35 semanas (aproximadamente 8 meses) y le dijeron que tenia un embarazo con dos bebés (gemelar), luego dió a luz en un hospital y sólo le entregaron uno, diciendo que la ecografía había estado equivocada. Eso causó gran angustia en los papás y revuelo en los medios ante la posibilidad de que se haya raptado al bebe para dárselo a otra persona. 

Los responsables, como casi siempre pasa, no asumieron ninguna responsabilidad y más bien ensayaron argumentos que no resisten ningún análisis de alguien medianamente enterado. Los que hicieron la ecografía adujeron que la imagen de un segundo bebe se había formado por un artefacto “especular”, lo cual es ABSURDO, así con mayúsculas.  

Los "artefactos especular" son anomalías que aparecen en la imagen y que alteran o falsean la realidad pudiendo inducir a error. El "artefacto en espejo" es uno raro que puede darse a veces cuando se evalúan órganos que están cerca a alguna estructura curvilínea como el diafragma. Nunca vamos a tener una imagen de todo un bebe de 8 meses por un “artefacto especular”. 

Esos artefactos se forman por la incidencia de los haces de ultrasonido en alguna superficie redonda y apenas uno cambia el sentido del transductor la imagen se desvanece.  Recordemos que en el estudio ecográfico no usamos imágenes fijas como en las radiografías, sino que el ecografista mueve constantemente el transductor para obtener las mejores tomas  y la información más exacta. 

Otra información equivocada que se dio es que “todo iba a quedar aclarado cuando se estudiase la placenta”. Esto venía con la explicación de que cada bebe tiene que tener su cordón propio y que si la placenta tenía un solo cordón entonces quedaba claro que había habido un solo bebe. Y esto es falso.

La mayoría de veces los gemelos tienen cada uno su placenta y su cordón. Así que si se entrega una sola placenta, eso no esclarece nada porque la otra se podría haber botado. 

 

¿Qué puede haber pasado?

Corresponde a las autoridades investigar el caso. Lo más probable es que el hospital esté diciendo la verdad y sólo haya sido una ecografía equivocada. Es difícil pensar que todo un equipo médico (cirujano, ayudante, pediatra, anestesiólogo) más las enfermeras, instrumentistas, circulantes, etc. se coludan para cometer un delito. 

Entonces lo que hay que ver es quien hizo esa ecografía: ¿era alguien preparado o por lo menos un médico? Según las informaciones extraoficiales que circulan, los exámenes los hacía una obstetriz y los firmaba un médico.

Hoy en dia estamos con graves problemas de intrusismo teniendo una serie de profesionales de la salud queriendo asumir roles médicos que no les corresponden. Si se equivocan y ven bebes que no hay, ¿se imaginan lo que puede pasar con diagnósticos más elaborados? 

Es un deber nuestro exigir que la gente que nos atiende tenga la preparación necesaria. Si son actos médicos deben ser realizados por médicos y estar capacitados para ejercerlos. Nos estamos jugando la salud y hasta la vida. No permitamos que nos engañen.