Beneficios del ácido hialurónico para una piel suave y sin arrugas

Esta sustancia de relleno es utilizada para el aumento de tejidos blandos y es la de mayor demanda en el mercado mundial.

Es una sustancia denominada glicosaaminoglicano disacárido, que mejora la hidratación de la piel por la capacidad de retener el agua, estimula la producción de colágeno y es un potente antioxidante. | Fuente: Getty Images

Todos deseamos tener una piel cuidada, que se mantenga joven y nos brinde seguridad y armonía. Sin embargo, con el paso de los años se produce en nuestro rostro un envejecimiento facial que genera cambios en la textura y en el color de nuestra piel; forma delgadas líneas al principio y profundos surcos después.

Estas arrugas acentúan la edad que tenemos con una expresión de laxitud y disminución de la elasticidad y espesura de la piel y de los tejidos blandos de nuestra cara.

Cuando envejecemos nuestros huesos cambian y nuestro cuerpo pierde grasa,  por ello perdemos gran parte del volumen facial que tenemos. Sin embargo, ante cada uno de los componentes del envejecimiento facial existen tratamientos médicos que ayudarán a mejorar la apariencia de piel, entre ellos peelings, lásers, neuromoduladores como la toxina botulínica o botox, y sustancias de relleno de los tejidos blandos.

Todas estas opciones  no sustituyen al rejuvenecimiento quirúrgico, pero son cada vez más aceptadas por los pacientes, debido a su bajo costo inicial y al corto tiempo de recuperación.

Los rellenos de ácido hialurónico se han constituido en la herramienta líder no solo en el mantenimiento de la apariencia juvenil, sino también, en el realce de las características faciales de los pacientes más jóvenes.


¿Qué es?

Es una sustancia denominada glicosaaminoglicano disacárido, que mejora la hidratación de la piel por la capacidad de retener el agua, estimula la producción de colágeno y es un potente antioxidante, que posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas; que es biocompatible, y biodegradable, es decir que no genera reacción a cuerpo extraño porque se reabsorbe espontáneamente.

¿Dónde se utiliza?

Para tratar arrugas de reposo o también llamadas arrugas estáticas o permanentes, es decir aquellas que se evidencian aún sin la gesticulación, además para corregir depresiones y asimetrías de partes blandas, así como para mejorar la definición de algunas estructuras faciales.

En el rostro se utiliza para rellenar pómulos y mejillas, para tratar surcos o arrugas profundas como los pliegues nasolabiales, región peri oral y labios, y también en arrugas menos profundas o superficiales.

La aplicación es lenta y suave, en pequeñas cantidades, de preferencia con microcánulas descartables para planos más profundos, a fin de disminuir el riesgo de edemas y moretones. | Fuente: Getty Images

¿Son necesarios los exámenes previos?          

Por lo general no son necesarios, excepto en casos donde mediante, una historia clínica adecuada, se encuentren antecedentes de importancia como consumo de medicamentos que afecten la coagulación, alergias a medicamentos incluyendo Xilocaina, antecedentes de herpes simple, etc.

Por ello es indispensable que el paciente informe a su médico si tiene estos precedentes para que los tome en consideración al momento de hacer su diagnóstico.

¿En qué consiste el procedimiento?

Luego de la entrevista evaluación, diagnóstico y autorización del paciente, se procede con la documentación fotográfica y la marcación de las zonas a tratar, luego se realiza la desinfección del rostro y seguidamente se realiza la inyección del producto con la técnica más estéril posible, previa anestesia tópica o local y y/o la aplicación local de hielo.

La aplicación es lenta y suave, en pequeñas cantidades, de preferencia con microcánulas descartables para planos más profundos, a fin de disminuir el riesgo de edemas y moretones, así como la inyección intravascular accidental, evitamos sobre correcciones, y al final masajeamos suavemente para distribuir mejor el producto.

Es siempre recomendable un control a las 2 semanas para detectar y tratar un resultado insuficiente y si existiera una sobre corrección. | Fuente: Getty Images

Contraindicaciones

Son muy infrecuentes y las más comunes son: alergias conocidas al producto o sus componentes, acné activo, psoriasis o eczema, antecedentes de enfermedades graves del tejido conectivo, uso de anticoagulantes, extrema flacidez y/o falsas expectativas.

Para obtener mejores resultados se puede asociar a otros procedimientos mínimamente invasivos o no invasivos, los más comunes son asociarse con la aplicación de toxina botulínica o botox, microdermoabrasión y/o peelings químicos.

Con el uso de anestesia tópica o local y la aplicación de hielo localmente, el paciente raramente experimenta dolor y cuando ocurre, es leve y tolerable.

Recomendaciones

El paciente puede reanudar sus actividades cotidianas, pero no debe masajearse ni manipularse el área tratada.

Es siempre recomendable un control a las 2 semanas para detectar y tratar un resultado insuficiente y si existiera una sobre corrección, puede utilizarse una enzima llamada Hialuronidasa que disuelve el producto.

Complicaciones

La duración es variable, depende del tipo producto y donde es inyectado, por lo general dura entre 4 meses y un año, aunque algunos fabricantes refieren que alguno de sus productos puede durar un poco más.

Los efectos adversos no son comunes, y son leves, los más frecuentes ocurren en el lugar de la inyección, eritema, hinchazón, dolor y moretón. La infección no es común, pero su aplicación en el área peribucal puede potenciar la recurrencia del Herpes virus, las reacciones de hipersensibilidad o alérgicas ocurren en aproximadamente 1 en cada 5000 casos.

Las complicaciones más graves son más raras aún y resultan de la inyección involuntaria de la sustancia, dentro de los vasos sanguíneos, ocasionando perjuicio en la visión, ceguera, lesión y muerte de la piel (necrosis) y estructuras faciales subyacentes.

Precauciones

Lo principal es recurrir a un profesional especializado en Cirugía Plástica o Dermatología, con experiencia en la aplicación de estos productos, para tener la garantía que se usaran los productos más eficientes y en ambientes adecuados, siguiendo los protocolos más exigentes a fin de garantizar su seguridad y satisfacción.

Las complicaciones más graves son más raras aún y resultan de la inyección involuntaria de la sustancia, dentro de los vasos sanguíneos, ocasionando perjuicio en la visión, ceguera, lesión y muerte de la piel (necrosis) y estructuras faciales subyacentes. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: GMint