Cáncer de cuello uterino: conoce tres pruebas para descartarlo

De ser detectado a tiempo, el cáncer de cuello uterino puede ser prevenido.

Anualmente se registran 5 mil nuevos casos de este tipo de cáncer. | Fuente: Getty Images

El Virus del Papiloma Humano (VPH) genera anualmente 5 mil nuevos casos de cáncer de cuello uterino en el país. La detección temprana de este virus y su tratamiento, evitan que se desarrolle la enfermedad.

Papanicolaou. Existen pruebas médicas que identifican las lesiones pre cancerosas en el cuello del útero. Si bien el examen de Papanicolaou es la técnica más conocida, no es la más efectiva en países latinoamericanos. “Hay una falta de infraestructura, laboratorios y especialistas que hace que la prueba de Papanicolaou no detecte todos los casos de papiloma humano”, explica el ginecólogo y oncólogo Gilmar Grisson.

Con el cepillo azul se extraen las células del cuello uterino | Fuente: Getty Images

Inspección Visual con Ácido Acético (IVAA). Para esta prueba, se introduce vinagre en el cuello uterino; si la piel se torna blanca al cabo de un minuto, entonces estamos frente a células precancerosas tempranas. Grisson explica que la ventaja de esta prueba es que es sencilla, barata, y permite comenzar con un tratamiento contra el VPH de inmediato.

Prueba molecular. “Es muy similar a la prueba de Papanicolaou. Con un citocepillo se raspa el cuello del útero, con el fin de extraer células para su posterior análisis. Se diferencia de la prueba de Papanicolaou en que el análisis es realizado por una máquina y no por personal humano, lo cual reduce la posibilidad de error” finaliza el gineco oncólogo.