Cinco pasos para elaborar un plan de vida que favorezca tu salud mental

Para que sea exitoso, es necesario tomar en cuenta el autocontrol, la autogestión, la autenticidad y la sociedad.

Una de las recomendaciones es definir hasta cinco objetivos que contribuyan con el logro de su misión y visión personal. | Fuente: Getty Images

El inicio de un nuevo año puede significar la oportunidad de reorientar nuestros planes de vida, acercándonos a lo que realmente representa nuestro bienestar y nos acerca al sentido de la felicidad plena.

Elaborar un plan de vida beneficia nuestra salud mental porque promueve el desarrollo de procesos psicológicos como autocontrol, autogestión, autonomía, orientación futura, seguridad, confianza en sí mismo y autoestima. Además, facilita el desarrollo de capacidades y competencias que contribuyan con el cumplimiento de nuestros objetivos.

Otra de las recomendaciones es diseñar un plan de actividades que contribuyan con el logro de los objetivos planteados. | Fuente: Getty Images

Aquí cinco pasos para considerar en un plan de vida:

  1. Evaluar su estado de bienestar. Identifique el nivel de satisfacción en los ámbitos profesional, familiar, amical, laboral, recreacional y entre otros que usted considere importantes.

  2. Identificar sus valores personales. Reconozca lo más valioso e importante para usted como persona.

  3. Elabore su misión y visión personal. Responda ¿para qué estoy aquí? y ¿a dónde quiero llegar? Ambas deben ser coherentes con sus valores.

  4. Defina objetivos. Defina de 3 a 5 objetivos que contribuyan con el logro de su misión y visión personal. Anote cuáles son los necesarios para elevar los niveles de satisfacción en sus diferentes ámbitos. Estos objetivos deben ser claros y precisos, de modo que usted pueda evidenciar su cumplimiento.

  5. Actividades a realizar. Diseñe un plan de actividades que contribuyan con el logro de los objetivos planteados. Organice y planifique sus actividades en un calendario.
Elaborar un plan de vida facilita el desarrollo de capacidades y competencias que contribuyan con el cumplimiento de nuestros objetivos. | Fuente: Getty Images

Además, para que el plan de vida sea exitoso, es necesario tomar en cuenta los siguientes aspectos:

Autocontrol. El sentido de autocontrol es fundamental para nuestra salud mental porque permite que la persona dirija una acción clara sobre el entorno, alejándolo de un estado de desesperanza, incapacidad, intolerancia e impotencia.

Autogestión. Dirige nuestra vida hacia lo que realmente queremos. Promueve la autodisciplina, necesaria para la mejora continua de nuestra calidad de vida.

Autenticidad. La sociedad y los medios de comunicación pueden intentar orientar nuestra misión, visión y objetivos personales; sin embargo, es necesario que usted sea sincero y auténtico consigo mismo. Muchas veces esta parte de la tarea requiere del acompañamiento psicoterapéutico que ayude.

Si usted tiene una familia o pareja, lo más recomendable es realizar un plan de vida familiar siguiendo los pasos anteriores y desarrollándolos en conjunto como un gran equipo.