Cómo debe ser el primer minuto de vida de tu bebé

Hay un procedimiento médico en el recién nacido, que puede garantizar un niño libre de anemia.

La sangre que le llega de la placenta por el cordón umbilical, es rica en oxígeno y nutrientes, indispensables para la vida del feto. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Si estás embarazada o planeas estarlo pronto, no dejes de leer esta información ¡Es muy importante para la salud de tu bebé!

En el Perú el 43 % de los niños tienen anemia y si lo vemos por zonas, hay lugares como Puno donde la incidencia llega al 80 %, es decir, 8 de cada 10 niños tienen anemia. Nosotros podemos ayudar a que esto no ocurra, actuando correctamente en el primer minuto de vida del bebé.  

¿Por qué?
 
El bebé, durante el embarazo, se alimenta a través de la sangre que le llega de la placenta por el cordón umbilical. Es una sangre rica en oxígeno y nutrientes que es indispensable para la vida del feto.

Cuando el bebé nace, muchas veces la persona que atiende el parto corta inmediatamente el cordón umbilical, impidiendo así que continúe el flujo de sangre hacia el recién nacido.  

¿Qué debe hacerse?
 
Tanto en partos normales como en cesáreas, si no hay sufrimiento fetal o alguna patología que ponga en riesgo al bebé o a la madre, debe esperarse un minuto antes de cortar el cordón umbilical. Eso permitirá que le pasen al bebé alrededor de 80 mililitros de sangre ricamente oxigenada que aumentarán mucho su hemoglobina y bajarán el riesgo de anemia. Esto es incluso más importante si el bebé es prematuro. Un recién nacido usualmente tiene aproximadamente 85 mililitros de sangre por kilo de peso, así que el total es alrededor de 270. ¡Darle esos 80 mililitros de sangre extra hace una enorme diferencia!

¿Qué se hace mientras esperamos ese minuto?

Se debe secar al bebé, ponerlo en contacto con la piel de la mamá y cubrirlo con una mantita o cualquier otra cosa que lo mantenga caliente. Así se estimulan los sentidos del recién nacido y lo ayuda a mantener la temperatura corporal, además de disminuirle mucho el estrés.

Otra cosa importante es que el primer contacto del bebé con los pezones (el inicio de la lactancia) debe ser, siempre que sea posible, dentro de la primera hora de vida. Las mamás que hacen esto tienen 5 veces más chance de tener una lactancia exitosa.   

Converse con su médico y prepárese para que el nacimiento de su bebé se dé en las mejores condiciones.