¿Cómo tener tiempo eficaz con nuestros hijos?

Los hijos necesitan atención para sentirse valorados

Es necesario escuchar, reconocer y atender los mensajes del niño, verbales no verbales y emocionales. | Fuente: Getty Images

La realidad muestra que la mayoría de los padres y madres deben salir diariamente a trabajar, lo que indudablemente disminuye la posibilidad de estar a tiempo completo con los hijos.

Tiempo de calidad. ¿Cómo lograr, que el espacio de permanencia con ellos sea enriquecedor para la relación y su acompañamiento? Darles calidad de tiempo, entendido como darles un tiempo especialmente dedicado a ellos y en una cantidad razonable y constante que permita acompañarlos en momentos los importantes.  Además de estar al tanto y comprometidos con todas las actividades y ámbitos en los cuales se desenvuelve el niño.

Necesidad de atención. Los hijos necesitan atención para sentirse valorados, aceptados y especiales; necesitan sentir que son competentes e importantes para los padres. Esta experiencias favorecen, motivan, promueven, incitan al cambio, al dialogo,  al aprendizaje, al gozo, al crecimiento personal, a la construcción de una identidad positiva.

Es común en los padres que trabajan, sentirse culpables | Fuente: Getty Images

La dedicación de los padres a sus hijos debe considerar además otros aspectos:

1) Límites y reglas, las mismas que deben ser claras y precisas, conversadas con los hijos, son una forma de atenderlos y contenerlos.

2) Es necesario escuchar, reconocer y atender los mensajes del niño, verbales no verbales y emocionales.

3) Prestar toda la atención en momentos que lo requieren, aunque no los pidan.

Sensación de culpabilidad. Es común en los padres que trabajan, sentirse culpables, permitiendo que sus hijos realicen determinadas acciones que en otras circunstancias no permitirían. Con estas actitudes se alivian los padres pero los niños  no se forman correctamente. Tiene que haber coherencia entre lo que se quiere para los hijos, lo que se dice, como se dice y lo que se hace.