Conoce cuánto debe comer un niño hasta los 10 años

Es importante una buena alimentación de tu niño, para no perjudicar que alcance su máximo potencial de crecimiento y desarrollo.

Ten en cuenta que mientras más pequeño y menor peso tenga e el niño, más baja es su capacidad gástrica. | Fotógrafo: Getty Images

Muchos de los problemas de lograr que el niño termine su comida tienen que ver con cuánto se le sirve y con cada cuánto tiempo se le ofrece el alimento en un mismo día. El cuerpo del niño al igual que el del adulto cuenta con mecanismos naturales que nos indican cuándo comer y cuándo dejarlo de hacer, el problema surge frente a dos circunstancias:

1. Cuando la percepción del cuidador o de los padres sobre la cantidad que debe comer el niño es desproporcionada.
2. Cuando no se respeta un horario y se ofrece comida o bebida a destiempo.

La cantidad:

Debes saber que el apetito y la saciedad son estimulados por señales hormonales que vinculan el cerebro y el sistema digestivo. Así cuando la cavidad gástrica está llena, salen estímulos de saciedad hacia el cerebro, y cuando está vacía las señales indican apetito.

Mientras más pequeño y menor peso tiene el niño, más baja es su capacidad gástrica. Observa en esta tabla cuánto puede comer un niño hasta los 10 años.


. | Fuente: Libro "Pregúntame sobre Nutrición Infantil" | Fotógrafo: RPP
Recuerda estas equivalencias. | Fotógrafo: Getty Images

 

Revisa la siguiente tabla:

 

Los tiempos:

- Debido a que la capacidad gástrica tiene un límite, el niño necesita alimentarse más veces en el día. Es por eso que los especialistas recomendamos que el niño se alimente cada 3 horas y tome los tiempos de comida descritos en la tabla de arriba.

- Si entre comidas le das algún antojo como alguna golosina o bebida azucarada, pronto aparecerá la saciedad por un alimento pobre en nutrientes y rico en calorías. Es así que los alimentos nutritivos se desplazan y se termina con un niño mal alimentado.

Recuerda, cada alimento que se le da al niño es una oportunidad para darle nutrientes que necesita para crecer y desarrollar. Un consumo frecuente de alimentos poco nutritivos pone en riesgo la posibilidad de alcanzar su máximo potencial de crecimiento y desarrollo.