Conoce los secretos de un abdomen plano

Los batidos y fajas milagrosas no funcionan. Solo una adecuada alimentación y un régimen de ejercicios constante te ayudarán a llegar a tu meta.

Practica ejercicios de entrenamiento de fuerza tres días a la semana, para quemar grasa de forma prolongada. | Fuente: Magaly Farfán

Deseo de todos, logro de pocos. El sueño de tener un abdomen plano y sin rollitos es lo que todos queremos, pero muchos no lo logran, ya sea por falta de conocimiento, constancia, voluntad y/o disciplina.

Muy independiente de que seas mamá y tengas 1 o 3 hijos, o que usted, caballero, nunca haya hecho ejercicio, el abdomen está conformado por músculos interconectados entre sí y puede ejercitarse para fortalecer y tonificar la zona. Los molestos rollitos se reducen con ejercicio y una dieta libre de alimentos alto en grasas.

Para perder peso rápidamente y conseguir un vientre plano, no existen productos milagrosos. Debes cambiar tus hábitos y ser constante, ya que con determinación y fuerza de voluntad, puedes adelgazar tu abdomen y conseguir un vientre más plano en poco tiempo. Ten en cuenta que el entrenamiento de fuerza, los ejercicios cardiovasculares y ajustar tu dieta son pasos indispensables para lograr la meta.

Disciplina. Dejar de comer es el error más cometido por muchos. Saltear tu desayuno está prohibido. ¿Por qué? Porque no puedes iniciar bien tu día sin recargar tus energías previamente. El desayuno es como tu combustible.

La falta de alimentos  provocará que realices una mayor ingesta de comida en menos tiempo, y eso romperá el importante equilibrio que debes mantener en tus 5 comidas diarias.  Si quieres ver resultados más rápido, consume alimentos ricos en fibra soluble como avena y frutas.

Tu consumo elevado de bebidas gaseosas provoca una hinchazón en el abdomen y hace que te sientas incómodo. Además de beber mucha agua, incorpora en tu dieta infusiones como el té verde o jugos verdes, estos te ayudarán a quemar grasa rápidamente y más si lo combinas con ejercicio.

Es importante que mantengas el equilibrio en tus cinco comidas diarias. Es recomendable incluir en ellas frutas y verduras frescas. | Fuente: Getty Images

Aliméntate sano. Limita los carbohidratos y si los consumes, hazlo temprano. Consume proteína magra para promover el desarrollo muscular y quemar grasa e incluye grasas insaturadas para sentirte satisfecha durante más tiempo (Palta, leche de almendras, etc).

Bebe al menos 2 litros de agua durante el día para eliminar el exceso de líquidos y evita el consumo de alcohol que sólo aporta calorías vacías. Sigue una dieta baja en sodio. Come más cantidad de fibra, ya que una dieta baja en fibra puede causar distensión abdominal y kilos de más alrededor de la zona media; consume frutas y verduras frescas. Reduce el azúcar, y deja de consumir alimentos y bebidas azucaradas como pasteles, galletas y gaseosas. Evita el consumo de grasas. Las frituras y la comida rápida pueden hacer que aumentes de peso.

Hacer ejercicio. Ésta parte es lo que más cuesta. Empezamos a hacer millones de ejercicio, mil repeticiones, todos los días para tonificar el abdomen. Encontramos los mejores ejercicios abdominales para tonificar y sin tener resultados.

¿Qué pasa? ¿No funcionan los ejercicios? Imagino que ya debes tener el abdomen marcadito, pero no lo ves. Lo que sucede es que antes de tonificar, tenemos que eliminar esa gran capa de grasa cubriendo nuestro abdomen y solo se logra con dieta y cardio. Veinticinco abdominales bien hechos son mucho mejor que 250 abdominales a medio hacer. Mucha gente sólo quiere terminar rápido la rutina para decir que hizo “muchas” abdominales ese día. Sin embargo probablemente sólo hizo unas cuántas bien y el resto no le servirán más que para sentir algún dolor en el cuello o en la espalda.

Lo mejor que puedes hacer es realizar 4 series de 20 a 25 abdominales bien hechos entre 90 segundos de descanso en cada serie. Esa es una manera mucho más eficaz de entrenar los abdominales y mejor que hacer 250 abdominales mediocres. No solo te centres en entrenar los abs, es importante ejercitar todo, brazos, piernas, espalda, etc.

Veinticinco abdominales bien hechos son mucho mejor que 250 abdominales a medio hacer. | Fuente: Magaly Farfán

Haz combinaciones de entrenamiento de alta intensidad, con ejercicios cardiovasculares  tres días o la semana, para maximizar la quema de grasa; alterna entre varios minutos de ejercicio cardiovascular a una intensidad fácil, y varios minutos de cardio de alta intensidad. Realiza sesiones de 30 minutos.

Practica ejercicios de entrenamiento de fuerza tres días a la semana, para quemar grasa de forma prolongada, ya que aumenta la masa muscular y mantiene el metabolismo activo después del entrenamiento.

Se constante en tus ejercicios, no te apures si en dos semanas no has conseguido tus objetivos. | Fuente: Magaly Farfán

Añade ejercicios de estómago para reafirmar los oblicuos y abdominales inferiores y superiores. Incluye ejercicios como sentadillas, abdominales, curvas laterales, giros del torso, planchas y abdominales inversos.

Mantén una buena postura y no te encorves. Trata de no estresarte y procura mantenerte relajado, ya que se activa el cortisol, la hormona del estrés, aumenta la grasa, especialmente en la zona del abdomen.

Se constante en tus ejercicios, no te apures si en dos semanas no has conseguido tus objetivos;  puede que tardes más tiempo, pero si realizas ejercicio y mantienes hábitos saludables todos los días, conseguirás tu objetivo. Lo importante es que no te rindas.

No te dejes engaña. Existen en el mercado infinidades de productos que prometen ayudarte a reducir medidas del abdomen, como batidos, fajas, bolsas, etc. No funcionan. Esto lleva trabajo y dedicación, después de todo, si existiera una solución mágica, todos la utilizarían ¿no es verdad? Lo único que lograrán es hacer gastar tu dinero y perder el tiempo.

Ahora que sabes que muchos de esos mitos que conocemos son falsos, podrás lograr esos abdominales que tanto quieres. Es cuestión de constancia y buena alimentación. Si yo pude, tú también puedes.

¡Nos vemos en el gym!