Conoce más sobre la parálisis cerebral en niños

Estas lesiones pueden producirse por causas como falta de oxígeno al momento del nacimiento.

Parálisis cerebral es un término que se usa para diagnosticar a niños que presentan lesiones tempranas en diferentes áreas del cerebro. | Fuente: Getty Images

De repente conoces o tienes algún familiar con parálisis cerebral debido a que es una de las discapacidades más frecuentes en la infancia. Pero, te has puesto a pensar ¿qué es la parálisis cerebral?

Parálisis cerebral es un término que se usa para diagnosticar a niños que presentan lesiones tempranas en diferentes áreas del cerebro. Estas lesiones pueden producirse por causas como falta de oxígeno al momento del nacimiento, traumatismos en la cabeza, ictericia, meningitis, hemorragia cerebral, entre otras, y pueden ocurrir antes, durante o después del nacimiento hasta los 3 años.

Una lesión cerebral no siempre significa que su capacidad cognitiva esté afectada. | Fuente: Getty Images

Afecta. Estas lesiones pueden afectar al movimiento, lenguaje, coordinación, audición de los niños dependiendo de las áreas afectadas. Sin embargo, una lesión cerebral no siempre significa que su capacidad cognitiva esté afectada. Existen niños con parálisis cerebral que cuentan con una inteligencia superior.

La parálisis cerebral con compromiso motor puede afectar al movimiento de la mitad del cuerpo (hemiplejía o hemiparesia), a ambos hemicuerpos (cuadriplejía), a un hemicuerpo más que otro (hemiplejía o hemiparesia bilateral), mayor compromiso de piernas (diplejía o diparesia) o solamente a un miembro (monoplejía o monoparesia).

La parálisis cerebral hipertónica se caracteriza por el incremento de la tonicidad muscular, ofreciendo una resistencia al estiramiento y dificulta el movimiento del cuerpo. | Fuente: Getty Images

Clasificación. La parálisis cerebral puede ser diferenciada como:

Hipertónico. Incremento de la tonicidad muscular, ofreciendo una resistencia al estiramiento y dificulta el movimiento del cuerpo.

Hipotónico. Disminución de la tonicidad muscular, se caracteriza por reducción de la fuerza muscular. El niño presenta dificultad para realizar movimientos, no puede mantener su cabeza y tronco erguidos.

Atáxico. Disminución del tono muscular ocasionando dificultades para controlar el equilibrio y realizar movimientos.

Coreoatetósico. Aumento y disminución de la tonicidad muscular. Causa movimientos involuntarios de contorsión muscular que incluyen los labios y la lengua.

Es recomendable estar atento a datos como las complicaciones durante la gestación y al estado general del recién nacido. | Fuente: Getty Images

Chequeo preventivo. Es recomendable estar atento a datos como las complicaciones durante la gestación y al estado general del recién nacido. Diferencias entre el tipo de sangre de la madre y el niño, fiebres altas del niño que pudieran llegar a meningitis, desarrollo motor normal del niño, caídas que impliquen golpes en la cabeza, entre otros signos.

Recuerde realizar un adecuado control, para un correcto diagnóstico clínico con su neuropediatra y realizar un diagnóstico y tratamiento fisioterapéutico, acompañado por actividades en casa para ver mejores resultados.

También es importante una evaluación por parte del terapeuta del lenguaje y terapeuta ocupacional para el trabajo del lenguaje y de actividades de la vida diaria respectivamente.