¿Cuál es la diferencia entre el desodorante y el antitranspirante?

El Instituto del Cáncer descartó cualquier vínculo entre el uso de estos productos con la enfermedad.

El doctor Elmer Huerta recordó que siempre se puede recurrir a usar productos naturales como el limón o el bicarbonato.
El doctor Elmer Huerta recordó que siempre se puede recurrir a usar productos naturales como el limón o el bicarbonato. | Fuente: Getty Images

En todo el cuerpo tenemos miles de millones de glándulas de sudor cuyo trabajo, sumamente importante, es desintoxicar y controlar la temperatura del cuerpo, explicó el doctor Elmer Huerta.

Asimismo indicó que en las axilas presentamos glándulas sudoríparas que son especiales pues produce un sudor más espeso y se fermenta generando mal olor.

En el mercado existen dos productos diferentes para contrarrestar el mal olor generado por el sudor:

-El desodorante, que le da olor al sudor, pero deja sudar.

-El antitranspirante, que tiene sales de aluminio en su composición, tapa las glándulas y no deja sudar.

Según el doctor Elmer Huerta, el uso de antitranspirantes genera complicaciones mayores porque se han presentado casos de forúnculos, hidradenitis (glándulas se hinchan e infectan), adenitis y otras alergias.

Recomendó, además, el uso de remedios antiguos caseros como el limón, la leche de magnesio y el bicarbonato de sodio.

Se recomienda que el uso del desodorante o antitranspirante se inicie en la pubertad, etapa de la vida en la que cambian las características de las glándulas de sudor.  

Finalmente, Elmer Huerta informó que el Instituto del Cáncer descartó cualquier vínculo entre el uso de estos productos con la enfermedad.