Cuidado con el peligroso hormigueo en las manos

Este es un síntoma del síndrome de Túnel de Carpo que puede ser tratado con terapia y en algunos casos requiere de una cirugía.

El síndrome del Túnel del Carpo puede generarse por golpes, actividades repetitivas o enfermedades como la diabetes. | Fuente: Getty Images

Si sientes hormigueo, disminución de la sensibilidad, pérdida de fuerza de la musculatura de tus manos, es probable que tengas el síndrome de Túnel del Carpo.

Este síndrome incluye un conjunto de síntomas que se relacionan con el dolor y hormigueo de la mano. Suelen tener mayor incidencia en el dedo pulgar, índice y medio. Las molestias aumentan las generalmente por la noche.

La complicación surge a raíz de la compresión del nervio mediano que recorre todo el brazo, antebrazo y muñeca, y se encarga de la sensibilidad y movimiento de los tres primeros dedos de la mano, siendo ésta la explicación de los síntomas.

Las causas síndrome del Túnel del Carpo son variadas, desde golpes o actividades manuales repetitivas, hasta enfermedades como la diabetes y el embarazo.

Para descartar este síndrome se realizan pruebas como “Phalen y Tinel”, que irritan el  nervio mediano. Exámenes como la electromiografía se utilizan para para determinar el grado o nivel de afectación del nervio.

El plan de tratamiento varía de acuerdo a cada sintomatología, grado de afectación u origen. Puede ser desde la fisioterapia (tratamiento conservador) hasta la cirugía.

El síndrome de Túnel de Carpo puede generarse por actividades repetitivas, como escribir en un teclado. | Fuente: Getty Images

¿Cómo prevenir y evitar el síndrome de Túnel del Carpo?

-    Evitar actividades que impliquen maniobras repetitivas como barrer, digitar, pintar, entre otras.
-    Evitar cargar peso.
-    Disminuir posiciones incómodas que impliquen flexión de muñeca, esto aumentará la compresión.
-    Si trabaja en construcción, reducir la vibración de las herramientas manuales.
-    Controlar el sobrepeso.
-    Usar el mouse de forma adecuada y colocar la silla de manera que los antebrazos queden a la altura del teclado, para evitar forzar las muñecas.
-    Usar ayudas biomecánicas para mantener una adecuada postura.

Si usted padece del síndrome del Túnel del Carpio, no olvide acudir al médico neurólogo y al fisioterapeuta para una correcta evaluación y tratamiento.

Barrer, una actividad repetitiva, puede generar el síndrome de Túnel de Carpo. | Fuente: Getty Images
Cargar peso, otra de las actividades que deben evitarse. | Fuente: Getty Images