Los cuidados de la vista que debes tener durante la gestación

Cambios fisiológicos, patológicos o de empeoramiento de enfermedades previas de los ojos pueden ocurrir en esta etapa.

Las pacientes gestantes que nunca usaron gafas empiezan a ver borroso o les cuesta enfocar las imágenes durante el embarazo. | Fuente: Getty Images

Durante el embarazo se producen cambios oculares generalmente temporales y de buen pronóstico, sin embargo, en algunos casos pueden producirse alteraciones peligrosas que requieren ser tratadas de inmediato. Los cambios podemos clasificarlos como: Fisiológicos, Patológicos o empeoramiento de enfermedades previas de los ojos.

Entre los cambios fisiológicos podemos encontrar la visión borrosa y cambios en la refracción; asociada a una retención de líquido que produce cambios en el grosor y la curvatura corneal. Pacientes gestantes que nunca usaron gafas empiezan a ver borroso o les cuesta enfocar las imágenes, y quienes ya venían usándolas notan cambios en su graduación.

Tomarse la medida de los anteojos durante este periodo es contraproducente pues los cambios son temporales y usualmente reversibles aproximadamente a las 6 semanas del parto; por obvias razones tampoco se recomienda la cirugía refractiva en este periodo.

Otrod de los cambios durante el embarazo son la resequedad de los ojos y la presencia del glaucoma. | Fuente: Getty Images

Otro de los cambios es la resequedad de los ojos, que causa irritación, ojo rojo, poca tolerancia a la luz y a los lentes de contacto. Se recomienda suspender temporalmente los lentes de contacto y usar mas los anteojos. Su oftalmólogo puede sugerirle algunos lubricantes seguros para el feto.

El glaucoma también presenta cambios transitorios, la presión intraocular suele disminuir por disminución de la presión venosa epiescleral, hay que ajustar el tratamiento eliminando algunos medicamentos de alto riesgo, o en algunos casos suspenderlo totalmente de forma temporal.

El paciente debe informar a su médico si presenta alguno de estos síntomas pues pueden ser signos de alerta de convulsiones. | Fuente: Getty Images

En los cambios patológicos podemos mencionar la toxemia del embarazo durante la pre eclampsia o la eclampsia, los cambios oculares pueden observarse entre el 25 al 30% de estos pacientes, caracterizados por: visión borrosa, doble, visión de manchas, poca tolerancia a la luz. El paciente debe informar a su médico si presenta alguno de estos síntomas pues pueden ser signos de alerta de convulsiones.

En el ojo se pueden observar hemorragias, edema retinal, papiledema o desprendimiento seroso de la retina, son indicativos de insuficiencia placentaria por lo que se recomienda la inducción del parto en presencia de retinopatía severa. Los cambios suelen ser reversibles luego del parto.

La información y colaboración del paciente contribuye al buen pronóstico de estos problemas, que por fortuna son temporales en su mayoría. | Fuente: Getty Images

En algunos pacientes se presenta hemorragias retinianas debido a maniobras de Valsalva (esfuerzo, tos, vómitos, etc.), afortunadamente suelen cursar con evolución generalmente favorable.

El diagnóstico de problemas visuales durante el embarazo pueden empeorar por la presencia de enfermedades previas como la retinopatía diabética puede empeorar durante el embarazo, por lo tanto es recomendable tener revisiones mas frecuentes. En pacientes con miopía alta, puede presentarse desprendimiento de retina, en el momento cercano al parto, pero por fortuna esto no es frecuente. Además, la reactivación de toxoplasmosis ocular, puede afectar la visión de forma importante.

A tomar en cuenta. Estos cambios en la visión durante el embarazo requieren del trabajo en equipo de los ginecólogos, médicos internistas y oftalmólogos; la información y colaboración del paciente contribuye al buen pronóstico de estos problemas, por fortuna temporales en su mayoría.

Los cambios en la visión durante el embarazo requieren del trabajo en equipo de los ginecólogos, médicos internistas y oftalmólogos. | Fuente: Getty Images