Diez secretos para evitar subir de peso en Navidad

La personal trainer Magaly Farfán sugiere no descuidarse con la dieta y advierte que todo lo que se "quema" en dos meses, puede recuperarse en solo dos días.

El hecho de que estés de vacaciones y disfrutando de la fiesta navideña, no quiere decir que tu cuerpo también lo esté. | Fuente: Getty Images

Ya casi llega la Navidad. Se vienen los regalos, el delicioso pavo relleno, vinos, chocolatada y panetones con mantequilla (ahora también con pecanas y bañados en chocolate), abundante alimento que alcanza para seguir comiendo lo mismo durante los siguientes tres días, ya que calentado es más rico todavía.

Todo muy bien, pero descuidamos un poco la dieta al comer mucho más de lo que generalmente estamos acostumbrados. Hay que evitar exagerar ya que esto repercute en nuestro organismo.

Es agradable disfrutar de todas aquellas delicias que adornan la mesa en Navidad, pero hay que hacerlo con moderación, nunca es bueno comer más de la cuenta y con mayor razón si se trata de alimentos ricos en grasas que aportan cantidades exageradas de calorías que inevitablemente nos harán aumentar de peso en poco tiempo.

Para mantener el peso en Navidad y no arrepentirte en enero, lo mejor es no dejar que la pasión te ciegue y ser realista a la vez. Tampoco recomiendo que evites comer, pero si puedes hacer unos trucos para evitar subir demasiado tu peso.

Por esta razón, te voy a dar algunos consejos que te servirán de mucho para poder gozar de las fiestas y disfrutar de las ricas comidas sin tener que estar pensando en los kilos que podrías ganar.

– Nunca dejes de desayunar. Si crees que dejar de desayunar te ayudará a no subir de peso y que con la comida de la tarde será suficiente, te aseguro que estás cometiendo el error más grande de tu vida. Lo que vas a lograr, es que en la tarde tengas mucha más hambre de lo normal, entonces vas a tener que comer más de la cuenta, para poder calmar la sensación de hambre.

– Come de todo.  Durante el día come todo lo que te provoque, pero en porciones pequeñas, los alimentos que se recomiendan para “picar” entre las comidas podrían ser preferiblemente las frutas y las verduras. Otro truco es servir los alimentos en recipientes pequeños para  no excederte en la cantidad de las porciones.

La tentación es grande pues siempre queda algo para guardar de la deliciosa cena navideña. | Fuente: Getty Images

– Mastica bien los alimentos en cada bocado.  Un truco muy conocido pero que pocos lo ponen en práctica. Cada bocado debe ser masticado por lo menos veinte veces, para tener una mejor digestión. Además el cerebro recibe señales que ya estás satisfecho y por lo tanto no tendrás que comer más.

– Toma agua antes de comer. Te recomiendo que antes de cada comida, tomes un vaso con agua, así al momento de ingerir las comidas vas a necesitar menos cantidad para que puedas quedar satisfecho.

– Haz ejercicios. El hecho que estés de vacaciones y fiestas navideñas, no quiere decir que tu cuerpo también lo esté. Un ejercicio muy efectivo y sencillo si es que no vas a ningún gimnasio, es caminar durante media hora todos los días y después de tus comidas.

– Come alimentos bajos en grasa. El pescado, pavo, pollo, son alimentos que podrás comer todos los días sin problema ya que aportan muy pocas calorías. Las verduras, los vegetales y las frutas tienen que estar incluidas en tu dieta.

– Fruta contra los alimentos grasos. Las frutas que pertenecen a la familia de los cítricos pueden ayudar al cuerpo a quemar grasa más fácilmente. Si quieres mantener el peso, toma frutas como el limón, la toronja, y la naranja en tu menú diario. También puedes tomarlas en zumo.

La idea es beber agua para no tener la necesidad de comer demasiado. | Fuente: Getty Images

– No vale repetir. Así sea tu plato favorito, no lo repitas. No es bueno para el peso corporal ni para el organismo comer exageradamente en una sola comida.

– Consume muy poca sal: Tienes que bajarle a las cantidades de sal que le agregas a tus alimentos diariamente.  El consumo excesivo de sal es responsable de numerosos problemas de salud relacionados, no solo con las enfermedades cardiovasculares, sino también con la insuficiencia renal, la osteoporosis o el cáncer de estómago. La sal está de manera natural en la mayoría de los alimentos, ya no necesitas agregar más sal al plato. Las personas se acostumbran echar azúcar o sal al plato, y sin darse cuenta necesitarán, gradualmente, un sabor salado cada vez más intenso.

– Evita los postres: Éstos contienen altas cantidades de calorías. En todo caso, come sólo la mitad, de ésta manera no te quedas antojado, ni te excedes en las calorías.

Sobre las calorías: Hay calorías y calorías, y la selección del tipo que consumiremos es muy importante. El peso ideal no es sólo un asunto matemático, porque a igualdad de calorías hay que buscar alimentos ricos en nutrientes y considerarlos en combinación con otros para alcanzar un equilibrio entre proteínas, hidratos de carbono y grasas.

¿Ya ves que no es difícil? Podemos disfrutar de las fiestas navideñas juntos a nuestros seres queridos sin pasarnos de la raya ni descuidando nuestra dieta. Recuerda que todo lo que quemas en dos meses, lo subes en dos días. Así que cuidado con eso.

Les deseo una Feliz Navidad, lleno de paz, salud y bienestar…

¡Nos vemos en el gym!

Tradición de Navidad: el riquísimo chocolate, infaltable en todas las cenas de Navidad. | Fuente: Getty Images
Si no puedes evitar el comer postre esta Navidad, raciona la porción. | Fuente: Getty Images