Gimnasio versus entrenador personal ¿qué es mejor?

Es una decisión que debemos tomar de acuerdo a nuestros gustos y/o necesidades.

Muchas veces la falta de resultados notables o la escasa individualización genera el abandono de la actividad física. | Fuente: Getty Images

Es la pregunta que nos hacemos todos cuando lo que queremos es iniciar una vida activa, saludable y vernos en forma, sin botar nuestro dinero directo al caño. Pero no solo se trata de gastar, sino de que tan efectivo es ir a un gimnasio o entrenar con un monitor y verlo como una inversión.

Los resultados los queremos todos, la pregunta es: ¿estás preparado para dar inicio sin dejarlo, ya sea en un gimnasio, o con o sin ayuda de un entrenador personal?

A continuación te voy a liberar algunas dudas, sobre si entrenar en un gimnasio o contratar a un experto, teniendo en cuenta el costo - beneficio.

¿Qué es un Entrenador Personal? Es un profesional del fitness, calificado en actividad física, que prescribe rutinas de ejercicios, motiva y fija metas de forma personalizada, teniendo en cuenta las condiciones físicas y los objetivos de cada uno de sus clientes.

Existen entrenadores personales que además son fisioterapeutas o nutricionistas, esto agrega un plus adicional ya que tienen un conocimiento extra y complementario al entrenamiento físico.

Elegir a un entrenador no es tarea fácil. Hay los que trabajan en un gimnasio y otros a domicilio, fuera o dentro de un recinto, con 1 o con 10 alumnos, independientemente de todo esto, se trata de un preparador físico, un profesional del deporte.

Tendrás que trabajar bajo la mirada atenta de tu entrenador todo el tiempo que dure la sesión.

El entrenador personal supervisará tu ejercicio físico todo el tiempo que dure la sesión. | Fuente: Getty Images

VENTAJAS DE EJERCITARSE CON UN ENTRENADOR PERSONAL

- MOTIVACIÓN. Una de las principales razones de abandono de las personas que se apuntan a un gimnasio, es la falta de fuerza de voluntad para ir de manera regular a hacer deporte. Este es un problema que afecta sobre todo a los principiantes, aquellos a los que más se recomienda el asesoramiento de un entrenador personal, pues entre sus ventajas más destacadas se encuentra el aumento de motivación que deposita éste profesional en su cliente, ya que le impulsa a seguir un programa de entrenamiento de manera consistente y constante, formando poco a poco el hábito de ejercitarse.

- EVITAS LESIONES. Una mala práctica o un mal ejercicio, es la causa principal de lesiones. Las posturas, las repeticiones todo se aprende y se consigue gracias al entrenador personal que te explicará cada ejercicio, la postura en la que debes hacerlo y como no hacerlo.

- COMODIDAD. No tendrás que desplazarte y esperar a que empiece una clase, ya que es esta la que viene a ti. Es el entrenador quien va a tu casa y lleva su propio material o implementos que va a necesitar para tu entrenamiento.
Se acabó el frío, el tráfico y la flojera de salir de tu hogar. No contarás con esta excusa para no entrenar, sí evitarás la tentación de cancelar tu sesión de entrenamiento.

- INDIVIDUAL. El servicio es adaptado a los requerimientos que necesitas, tanto físico como alimenticio según sea el caso. El entrenador está junto a ti en todo momento, cuidado las posturas, la carga, y se asegura que cumplas tus repeticiones.

- RESULTADOS. Con un entrenador personal este proceso se acelera. El principal motivo es la ausencia de distracciones, el tedioso “turnarse las máquinas” con otra persona, en el caso de entrenar en un gimnasio, la flexibilidad de horarios y la motivación de nuestro entrenador, ya que el logro del objetivo de sus clientes también es suyo.

Es un profesional del fitness, calificado en actividad física, que prescribe rutinas de ejercicios, motiva y fija metas de forma personalizada. | Fuente: Getty Images

DESVENTAJAS

A pesar de las numerosas ventajas que tiene entrenar con un experto, existen una serie de inconvenientes que podemos encontrar en el entrenamiento personalizado.

- Contratar a un entrenador personal suele costar dinero y la gran mayoría de la población deportista ven en ello la principal desventaja.

- Así como en todos los ámbitos, en el mundo deportivo también existe una gran intrusión laboral, por lo que muchos se hacen llamar entrenadores sin estar realmente calificados para su desarrollo y solamente trabajan con su experiencia. Escoge un entrenador de buena calidad, si tu elección de entrenamiento es personalizada.

 

En un gimnasio también encontrarás esa chispita que falta cuando entrenar solo no es lo tuyo. | Fuente: Getty Images

EN EL GIMNASIO

Es un lugar de asistencia colectiva, instalado con máquinas e implementos para entrenar, y dependiendo del gimnasio, cuentan con una sala de clases grupales, entrenamiento functional, cycling, etc.

VENTAJAS DE ENTRENAS EN LAS INSTALACIONES DE UN GIMNASIO

- VARIEDAD. En un gimnasio encontrarás gran variedad de máquinas, dedicadas a ejercitar diferentes partes del cuerpo. Si las máquinas no son lo tuyo, también cuentas con varias clases grupales que tocan muchas disciplinas: baile, boxing, Step, Functional Training, Spinning, etc. Tanto las máquinas como las clases son formas entretenidas de ponerse en forma, pero requieren una constancia y un compromiso. Los resultados no llegarán el primer día.

- HORARIO. El horario en los gimnasios es cada vez más amplio e incluso ya existen los gimnasios 24 horas. Aun así, lo normal es marcarse una rutina y un tiempo dedicado a preparar el maletín del gimnasio, acudir en cualquier momento e incluso ducharnos.

- MOTIVACION. En un gimnasio también encontrarás esa chispita que falta cuando entrenar solo no es lo tuyo, cuando necesitas un partner, un cómplice, una compañía que te saque de la cama e ir a entrenar juntos. Como se trata de un lugar de esparcimiento, mucha gente asiste a estos centros con la misma finalidad e incluso podrás hacer nuevas amistades.

- PRECIO. Existe infinidad de paquetes, promociones, formas de pago, etc…de acuerdo al bolsillo. Definitivamente es más económico que un entrenamiento personal.

Un gimnasio es un lugar de asistencia colectiva, que cuenta con máquinas e implementos para entrenar. | Fuente: Getty Images

DESVENTAJAS

- TIEMPO. A menos que seas un deportista de nivel avanzado, y con años de experiencia, irás al gimnasio a entrenar y punto. Pero si no, vas a tener que llevar además de tu maletín, mucha paciencia para turnar máquinas con otras personas, que incluso se apoderan de un equipo para ponerse a conversar o subir fotos a sus redes sociales, Tendrás que preguntar a cada momento tus dudas a un entrenador de sala y quizá buscarlo por todo el gimnasio porque no sabes lo que es “Peck deck”, o “25abs cruch”, o “lunges”, y esperar, según sea el caso, que termine de atender a otro cliente si lo llamaron antes que tú.

- HIGIENE. No a todos nos gusta usar un baño donde lo usan 50 personas al día, ni nos gusta usar una máquina manchada de sudor.

- VIDA SOCIAL. Desgraciadamente en estos centros hay de todo, gente que asiste para entrenar y gente que no. Si quieres evitar chismes, no sería tu mejor opción. En un gimnasio hay, y mucho.

- FIDELIZACIÓN. No digo todos, pero puedo asegurar que un 99% de los gimnasios solo te aman cuando decides matricularte, una vez dentro, se olvidan que existes. Ningún gimnasio te va a llamar para preguntar por qué no estás yendo, si faltas 1 semana. A menos que en esa semana se cumpla la fecha de vencimiento de tu membresía.

- ENTRENADORES. En muchos gimnasios, los monitores de sala te dan rutinas básicas, pero no necesariamente las que necesitas, generando la necesidad de contratar sus servicios como personal trainer, que significaría un costo adicional… sin mencionar una dieta.

- RESULTADOS. Por varios de los motivos mencionados anteriormente (horarios del gimnasio, rutinas, disponibilidad de las clases, turnar las máquinas, etc…) ponerse en forma en el gimnasio es un proceso lento que requiere constancia y paciencia. Los monitores podrán hacerte tablas personalizadas para los objetivos que te marques, pero todos los factores externos harán que, por regla general, tardes más en perder peso o lograr el objetivo que buscas.

Aunque como cualquier otra actividad, nosotros tenemos la última palabra y podemos decidir de acuerdo a nuestros gustos o necesidades, muchas veces la falta de resultados notables o la escasa individualización genera el abandono de la actividad física, lo cual termina perjudicando a nuestra salud y nuestro bolsillo sin obtener ningún beneficio a corto ni a largo plazo. Lo importante es no te quedarte sin hacer nada, la vida sedentaria es una puerta abierta a enfermedades y obesidad. Ya sea en un gimnasio o con un entrenador personal, hay que moverse.