Hacer abdominales no ayuda a bajar de peso tras el embarazo

Conoce la rutina de ejercicios que te ayuda a recuperar el peso que tenías antes de quedar embarazada.

Es muy normal que los primeros dos meses te sientas peor que antes: estás durmiendo poco, quizá hayas ganado algún kilo de más, tienes hormonas recorriendo todo tu cuerpo, el bebé te reclama día y noche, y eso te pone de mal humor. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: vadimguzhva

Eres mamá… ¡felicitaciones en esta nueva experiencia que te tocó vivir y lo disfrutes al máximo con tu nuevo angelito que ahora integra tu hogar! Todo son experiencias, el día a día cuenta, todo es bello, la alegría rebosa, hasta que te pruebas ese pantalón y la blusa que tanto extrañabas y no te cierran los botones porque la 'pancita' no te lo permite y no te queda como antes.

No te desesperes, todo vuelve a su lugar: te lo digo yo con 42 años, con 3 hijos y una nieta y claro que se puede: con esfuerzo, fuerza de voluntad y mucha constancia.

La actividad física, acompañada de una dieta equilibrada, te hará bajar de peso y recuperar la figura de manera saludable. Te voy a dar un consejo: debes hacerlo de manera progresiva. Tú no eres una celebrity, no tienes contratos millonarios que te obliguen a lucir un cuerpazo en dos meses, ni tampoco tienes programas de televisión opinando sobre ti. No necesitas forzar tu cuerpo porque no es ni natural ni sano. Es importante para nosotras recuperar el cuerpo que teníamos. Para ello, te voy a contar paso a paso como lograrlo. ¡Toma nota!

Cumplir la cuarentena

Los primeros 40 días aproximadamente después del parto es lo que tarda nuestro cuerpo en volver a una situación “normal”: el útero recupera su tamaño, cesan los loquios (sangrados). Todo debe volver a su sitio. En esos días debemos estar tranquilas, y darle a nuestro cuerpo mucho descanso para que pueda recuperarse correctamente.


Cardio para recuperarse

Cuando estés recuperada (deja que sea tu médico quien dé el alta), lo primero que tienes que hacer para adelgazar es algo de cardio, (lento, ligero, de menos a más). Empieza con caminar a paso ligero o correr. Dedícale, unos 30 o 40 minutos al día para volver a recuperar las sensaciones de ejercicio. Tranquila.

Tiempo para tonificar

Después de una o dos semanas realizando cardio, puedes empezar a realizar ejercicios que te ayuden a tonificar las zonas más afectadas por el embarazo, que suelen ser el abdomen, los glúteos y los muslos.

Es necesario fortalecer los músculos que se involucraron en el embarazo y parto, ya que estos representan una gran carga para el suelo pélvico, por eso es tan importante reforzar esos músculos una vez nacido el bebé.

Fortalecer la espalda, corregir posturas y reforzar los músculos de las piernas también es fundamental. Sin embargo, a la vez es necesario cuidar el suelo pélvico y abstenerse de hacer algunos ejercicios, como los saltos, para evitar secuelas. Por eso no se recomienda inscribirse en ningún gimnasio sin asesorarse previamente.

Hidratación es importante

Si estás dando de lactar, necesitas un aporte extra de hidratación para poder producir leche. Cuando practicamos deporte perdemos mucho líquido, especialmente en esos ejercicios que nos hacen sudar en exceso. Por eso deberíamos cuidar mucho la hidratación, bebiendo más líquido del que consumiríamos habitualmente.

Con paciencia

El mejor consejo, es que cada una de nosotras escuche lo que le transmite su cuerpo, siendo ante todo consciente de que el objetivo no es parecerse a ninguna supermodelo ocho semanas después de dar a luz.

Los entrenamientos pueden dar resultados, pero no hay que ser impacientes. El primer paso es consultarle al ginecólogo en qué momento recomienda retomar los ejercicios y en qué medida hacerlo. La respuesta no es igual para todas las mujeres, porque el suelo pélvico y los músculos abdominales se fortalecen a un ritmo distinto a la otra.