La abdominoplastía como método para eliminar el exceso de grasa

La recuperación de la intervención quirúrgica se produce durante un período de mínimo seis meses o más.

La recuperación se produce durante un período de seis meses o más. En los primeros dos días, la gestión del dolor y la prevención de complicaciones es su principal prioridad. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: AH86

Si ya intentaste dietas, ejercicios y nada funciona para eliminar la grasa abdominal, una solución a esos problemas es la abdominoplastia: un procedimiento en el que el paciente puede aplanar su abdomen y eliminar la grasa suelta, exceso de piel y el endurecer los músculos de la pared abdominal. Eso no es todo, también puede eliminar la mayoría de las estrías que se encuentran en el abdomen inferior de existir obviamente.

Es una intervención bastante popular después del embarazo, debido a la pérdida de peso masiva o cada vez que un abdomen flácido con músculos débiles perjudica el contorno del cuerpo. La mayoría de los pacientes reportan una mejor autoestima como resultado de este procedimiento.

Es una intervención bastante popular después del embarazo, debido a la pérdida de peso masiva o cada vez que un abdomen flácido con músculos débiles perjudica el contorno del cuerpo. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: lyosha_nazarenko

Candidatos ideales. Si su peso es estable, es decir usted es delgado pero siempre tiene grasa extra o piel suelta en el estómago o en la zona inferior del mismo. Otra de las condiciones para ser un buen candidato para esta operación es luego de un embarazo, una cirugía previa o si permanentemente tienes fluctuaciones de peso.

Si usted está gordito o gordita, lo más recomendable es primero bajar el exceso de grasa, y luego recién someterse a esta operación para perfilar la pérdida de peso. Debe evitar fumar, y si lo hace y desea someterse a esta intervención debe dejarlo por lo menos seis semanas antes de la cirugía.

Usted debe encontrarse sano, para realizarse esta intervención para que tolere adecuadamente el procedimiento. En otras palabras, si usted goza de buena salud, tiene una actitud positiva y expectativas realistas, es más probable que sea un buen candidato para este procedimiento.

Con una abdominoplastia de alta tensión lateral las cicatrices son más largas y a menudo más altas que las cicatrices en las abdominoplastia tradicionales y las mini-abdominoplastia. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: BraunS

Así se realiza. El cirujano le quitará la piel abdominal suelta y endurecerá sus músculos abdominales con suturas.

Su cirujano marcará su abdomen para indicar la ubicación de las incisiones, al centro de su torso y la ubicación del ombligo reposicionado; se inyectará un anestésico local y epinefrina para controlar el sangrado.

Se realizará una incisión por encima del montículo púbico, de un hueso de la cadera a otro. En una abdominoplastia completa se realiza otra incisión alrededor del ombligo. En una mini-abdominoplastia, su cirujano utilizará una incisión más corta.

Se aflojará la piel de la pared abdominal a la caja torácica y luego colocará suturas en la fascia de los músculos abdominales para empujarlos hacia una posición más apretada. Esta es la porción de reparación muscular de la cirugía. Después de suturar sus músculos abdominales, el cirujano eliminará el exceso de grasa mediante la liposucción u otros métodos. Su piel abdominal se estira entonces sobre su línea de la incisión y el exceso de piel se quita.

A continuación, el cirujano marcará la colocación del ombligo. Aunque la piel alrededor de su ombligo se ha movido, el ombligo casi siempre permanece en el mismo lugar. El cirujano corta un agujero a través de la piel y sutura alrededor del ombligo.

En una abdominoplastia completa, el cirujano suele insertar uno o más drenajes para evitar la acumulación de líquido, lo que puede causar presión en la incisión. El objetivo del cirujano plástico es para ayudarle a lograr los mejores resultados y hacer que su experiencia quirúrgica sea tan fácil y cómoda como sea posible.

Es importante recordar que el tiempo que tarda en recuperarse varía mucho entre los individuos. Siga cuidadosamente las instrucciones de su cirujano. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: simonkr

Las cicatrices. La incisión para una abdominoplastia completa, por lo general, se extiende desde el hueso de la cadera a la cadera, y puede ser en forma de V o corte U, de modo que la cicatriz se puede ocultar en un bikini. Su cirujano determinará la forma y la longitud de la incisión según sus preferencias y la cantidad de corrección que necesita. También puede tener una incisión alrededor del ombligo.

Con una mini-abdominoplastia el cirujano puede colocar la incisión lo más baja posible; se puede ocultar en el área del hueso púbico. La piel abdominal que se elimina se encuentra por debajo del ombligo. La longitud de la incisión de una mini- abdominoplastia variará en función de la cantidad de piel que el cirujano retire.

Con una abdominoplastia de alta tensión lateral las cicatrices son más largas y a menudo más altas que las cicatrices en las abdominoplastia tradicionales y las mini-abdominoplastia.

Llame inmediatamente a su cirujano si nota un aumento de la hinchazón, dolor, enrojecimiento, drenaje o sangrado en el área quirúrgica, o si presenta fiebre, mareos, náuseas o vómitos. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: xmee

Recuperación. La recuperación se produce durante un período de seis meses o más. En los primeros dos días, la gestión del dolor y la prevención de complicaciones es su principal prioridad. La primera semana será la más complicada, ya que el paciente todavía se sentirá adolorido. Después de unas semanas, recuperará la movilidad y la aptitud se vuelve importante.

Después de varios meses, usted puede comenzar a evaluar el resultado estético de su cirugía. Es importante recordar que el tiempo que tarda en recuperarse varía mucho entre los individuos. Siga cuidadosamente las instrucciones de su cirujano. Los dos primeros días son los más incómodos; por tanto, si se le indica que tome medicamentos en ciertos momentos, no se olvide de hacerlo. Las molestias suelen disminuir entre cinco a siete días después de la intervención.

Los primeros días después de la cirugía debe mantener total reposo. Recuerde que no debe tomar aspirina o ciertos medicamentos antiinflamatorios. Para prevenir la tos y el sangrado, no fume después del procedimiento. No beba alcohol durante cinco días después de la cirugía o mientras esté tomando analgésicos.

Haga arreglos para que alguien le ayude a moverse por la casa y con su medicación durante al menos los dos primeros días después de la cirugía. Es probable que regrese para el seguimiento con su cirujano dentro de cinco días. Durante esta visita su médico le retirará los drenajes. La hinchazón debe disminuir dentro de cinco semanas.

Llame inmediatamente a su cirujano si nota un aumento de la hinchazón, dolor, enrojecimiento, drenaje o sangrado en el área quirúrgica, o si presenta fiebre, mareos, náuseas o vómitos. Debe levantarse y caminar el día después de la cirugía, aunque lentamente.

Es importante caminar para amilanar la hinchazón y prevenir coágulos de sangre en las piernas. Sin embargo, evite el ejercicio extenuante durante cuatro a seis semanas, porque puede accionar la retención innecesaria de líquidos en las áreas tratadas.

El período de recuperación suele ser más largo para los pacientes que se someten a una abdominoplastia tradicional, en lugar de una mini-abdominoplastia, y para aquellos que están combinando una abdominoplastia con otros procedimientos quirúrgicos.

El uso de la prenda de compresión según lo indicado reduce la probabilidad de piel suelta o flácida después de una abdominoplastia. La prenda de compresión también ayuda a controlar la hinchazón, lo que resulta en un período de recuperación más corto.