La escuela no es la única que educa

La educación es complementada por la escuela, porque las bases fundamentales las construimos nosotros, los padres de familia

Es importante reconocer que nuestros hijos no sólo reciben información, sino que ellos también construyen sus propias respuestas. | Fuente: Getty Images

La escuela no es el único espacio donde se educan nuestros niños y adolescentes, la familia y el barrio también son parte de ella. En realidad la educación de nuestros hijos se desarrolla en todos los ámbitos de socialización, como la familia, e incluso en los espacios públicos.

La educación se desarrolla en un proceso de interacción continua entre las personas. No es sólo cuestión de niños o niñas, los adultos también nos vamos educando día a día. Por eso, el aprendizaje va más allá de la etapa escolar o universitaria, es un proceso que nos acompaña en todo momento y para toda la vida.

Por mucho tiempo la educación ha sido atribuida como un trabajo exclusivo de la escuela, atribuyendola responsable por resolver los problemas de aprendizaje y comportamiento de nuestros hijos.

La educación de nuestros hijos se desarrolla en todos los ámbitos de socialización, como la familia, e incluso en los espacios públicos. | Fuente: Getty images

La educación de nuestros niños y adolescentes es complementada por la escuela, porque las bases fundamentales las construimos nosotros, los padres de familia.

Repasaremos algunos momentos en los cuales nuestros hijos aprenden de los padres:

* Cuando conversas con otras personas, con motivo de pedir ayuda, realizar un reclamo, entre otros.

* Cuando resuelves problemas o conflictos con tu pareja.

* Cuando organizas las actividades de tu casa, como limpiar o cocinar.

* Cuando asistes a una fiesta o reunión familiar.

* Cuando te observa durante tus actividades recreativas, como leer un libro, hacer deporte o pintar un cuadro.

* Cuando te pregunta algo que observó en la escuela u otro lugar, o que su compañero le contó.

Por mucho tiempo la educación ha sido atribuida como un trabajo exclusivo de la escuela. | Fuente: Getty Images

Las respuestas que les damos a nuestros hijos son muy importante para ellos. Recuerde que nuestros niños por más pequeños que sean, necesitan respuestas claras y concretas.

Lo cierto es que en la escuela el niño aprende, pero no es el único lugar donde lo hace. Es importante reconocer que nuestros hijos no sólo reciben información, sino que ellos también construyen sus propias respuestas. Por ello, la educación también depende de ellos. Todos juntos podemos construir a los ciudadanos que necesita nuestro país.