La fisioterapia puede ayudarte a reducir las crisis asmáticas

No olvides consultar a tu fisioterapeuta para una adecuada evaluación e indicación de ejercicios respiratorios.

La natación es un deporte que ayuda a mejorar tu capacidad respiratoria y controlar la crisis. | Fuente: Getty Images

El asma es una enfermedad pulmonar inflamatoria crónica. Las personas que tienen asma presentan periodos estables y otros en los cuales las crisis están presentes en diferentes grados.

Al ser una enfermedad inflamatoria de la mucosa respiratoria, el tratamiento está orientado a prevenir las crisis asmáticas.

La mayoría de tratamientos se basa en el uso de inhaladores y de nebulización, pero existen tratamientos de fisioterapia respiratoria que permiten la prevención de la aparición de estas crisis.

Las personas asmáticas tienen una mala mecánica respiratoria (no respiran de forma correcta), es decir, tienen algunos grupos musculares que funcionan más que otros. La fisioterapia brinda pautas de reentrenamiento de esta musculatura, para un adecuado ingreso de aire y enseña posturas que ayudarán cuando se presenten las crisis.

La mayoría de tratamientos contra el asma se basa en el uso de inhaladores y de nebulización. | Fuente: Getty Images

Algunas recomendaciones:

- Realiza una respiración diafragmática, eso quiere decir que a la hora de tomar el aire, el abdomen debe “inflarse” (el diafragma desciende permitiendo el ingreso de aire a los pulmones) y a la hora de botar el aire el abdomen debe “hundirse” (para ayudar a la salida de aire).

- Realiza respiraciones con los labios fruncidos. Toma aire por la nariz y bota el aire por la boca frunciendo los labios como si estuvieras soplando.

- Realiza respiraciones acompañadas de movimientos de los brazos para ayudar a expandir el tórax y mejorar el ingreso de aire. A la hora de tomar aire, llevar los brazos hacia arriba, y al momento de botarlo, descender los brazos lentamente.

- La natación es un deporte que ayuda a mejorar tu capacidad respiratoria y controlar la crisis.

- Las personas que tienen asma no poseen una adecuada movilidad de las costillas y diafragma, por lo que es necesario que el fisioterapeuta realice algunas maniobras para mejorar su movilidad.

No olvides consultar a tu fisioterapeuta para una adecuada evaluación e indicación de ejercicios respiratorios y así puedas prevenir y controlar las crisis asmáticas.