La música es un excelente estimulante cerebral

El objetivo del uso clínico de la música es estimular funciones cerebrales disminuidas o deterioradas tales como la memoria, el lenguaje, la atención, entre otros.

La música podría ser una eficaz intervención sin medicamentos, ya que estimula el movimiento con mayor libertad. | Fuente: Getty Images

La música es considerada entre los elementos que causan más placer e impacto emocional en la vida de las personas.

La música no solo nos hace sentir bien y levanta el ánimo, también es capaz de agudizar nuestra atención, mejorar nuestras percepciones e incluso nuestra inteligencia. Esto se debe a que la música activa a casi todas las regiones del cerebro, entre ellas:

-    El núcleo accumbens, parte del cerebro que libera la dopamina, generando placer y bienestar. La comida, el sexo y ciertas drogas también secretan dopamina.
-    La amígdala cerebral, área que procesa las emociones.
-    La corteza prefrontal, área involucrada en la toma de decisiones.
-    El hipotálamo que secreta oxitocina, considerada la hormona del amor, especialmente cuando se canta en grupo.

Musicoterapia

El objetivo del uso clínico de la música es estimular funciones cerebrales disminuidas o deterioradas tales como la memoria, el lenguaje, la atención, además ayuda a neutralizar impactos emocionales, incrementa el optimismo, la creatividad y la felicidad.

Se han observado importantes resultados en pacientes con trastornos del movimiento, dificultad en el habla producto de un accidente cerebrovascular, demencia, síndromes ansioso depresivo, en niños con habilidades especiales, autismo, entre otros.

Incluso un estudio reciente, realizado en bebés de 9 meses, ha demostrado que el hecho de escuchar música facilita el desarrollo del habla y tiene el potencial de aumentar las habilidades cognitivas en etapas tempranas de la vida.

Han observado avances en niños con habilidades especiales, autismo, entre otros. | Fuente: Getty Images

Música & enfermedad de Alzheimer

Pese a que la memoria se ve afectada en los pacientes con Alzheimer, gran parte de los enfermos conserva sus recuerdos musicales aún en las fases más tardías. Ya que los recuerdos musicales son guardados en áreas cerebrales diferentes al resto de los recuerdos.

El simple hecho de escuchar música podría ayudar a las personas que padecen Alzheimer a reconectarse con las personas de su entorno y recordar eventos e incluso sentimientos pasados en sus vidas, asimismo, se ha reportado que reduce la ansiedad, la agresividad y la irritabilidad, por lo que reduciría el consumo de fármacos.

Pese a que la memoria se ve afectada en los pacientes con Alzheimer, gran parte de los enfermos conserva sus recuerdos musicales. | Fuente: Getty Images

Música & enfermedad de Parkinson

En los pacientes con Parkinson son comunes la lentitud, temblor, rigidez y problemas de equilibrio, pero las recientes investigaciones sugieren que la música podría ser una eficaz intervención sin medicamentos, ya que estimula el movimiento con mayor libertad, pudiendo seguir el ritmo de una canción y bailar en medida de lo posible.

La música parece proporcionar un ritmo externo que elude las señales cerebrales que funcionan de forma deficiente.

Lo mismo sucede en pacientes con desórdenes cerebro vasculares (infartos o isquemias cerebrales) permitiendo mejores movimientos y desenvolvimiento del lenguaje al cantar.

Los pacientes con problemas neurológicos en general tienen grandes beneficios al escuchar su música favorita ya que les permite reconectarse con el mundo y obtener una mejor calidad de vida.

Escuchar música es una intervención sencilla, barata y libre de riesgo, con gran potencial de beneficiar a muchos y está al alcance de todos, hay que disfrutarla.