Niños: escuela y bajas notas a mitad de año

Evaluar el porqué del bajo rendimiento es fundamental.

En esta etapa varios son los padres que se preocupan por el rendimiento de sus hijos. | Fuente: Getty Images

Estamos a mitad del año escolar, y hay niños que tienen preocupaciones por los resultados académicos obtenidos hasta el momento. Es más, en algunos casos, pareciera que el panorama es preocupante, pues podría estar en riesgo el año escolar.

Los padres deben actuar con criterio y de modo oportuno.

1) Es importante conversar con el niño de cada curso, haciendo un análisis cuantitativo y cualitativo de cada uno de ellos, considerando además como se siente con cada profesor y con el curso en sí.

2) Hacer un análisis realista de los niveles de responsabilidad y cumplimento de niño frente a las obligaciones que cada curso le plantea, para ver los cambios que hacer.

Los padres deben actuar con criterio y de modo oportuno. | Fuente: Getty Images

3) Indagar temas de motivación y esfuerzo personal asociados a su autoestima. Igualmente, evaluar si hay algo que se puede enfocar de otro modo.

4) Considerar como un tema importante el vinculo que tiene el niño con cada uno de sus profesores, para ver si hay algo que se pueda conversar y tomar en cuenta.

5) La información sobre las relaciones interpersonales con sus pares es de gran importancia para ver temas de adaptación, tranquilidad, seguridad y confort personal en el ambiente escolar.

• Considerar como un tema importante el vinculo que tiene el niño con cada uno de sus profesores | Fuente: Getty Images

6) Luego de toda este recojo de información, considerar la posibilidad de una consulta profesional con un psicólogo especialista, ya sea en temas de aprendizaje o emocionales; o apoyo académico con un profesor para cursos específicos.

7) Otra alternativa de ayuda enfocada al tema académico puede ser la de un taller de tareas con profesionales calificados o un tutor personal, sobre todo si los padres disponen de poco tiempo para apoyar a su hijo.

 

El castigo no es una solución, cuando un niño esta en problemas con las notas, no es un problema solo de él, es un problema también de los papas. | Fuente: Getty Images

Los padres deben también hacer una revisión de la rutina diaria, para ver si se están manejando bien los tiempos, el cumplimiento de obligaciones, la supervisión y acompañamiento.

Es importante prevenir y no esperar a que el tiempo pase si ya se dan indicadores de dificultades. Los padres deben tomar decisiones, actuar con prontitud en base a la información obtenida.

El castigo no es una solución, cuando un niño esta en problemas con las notas, no es un problema solo de él, es un problema también de los papas.

Además de las decisiones de cambio que consideren pertinentes, los padres deben cuidar mucho el estado de ánimo del hijo, demostrar siempre confianza en las aptitudes y en el potencial que tiene y darle ánimo y ayudarlo de una forma u otra, es importante que vea hacia delante un futuro cercano con posibilidades y soluciones.