Niños: Por qué no debes entretenerlos con una tablet

Ningún aparato tecnológico debería ser usado para distraer o calmar a un niño.

Ningún aparato tecnológico debería ser usado para distraer o calmar a un niño. | Fuente: Getty Images

Los niños tienen momentos en los que están cansados, saturados, aburridos o simplemente fastidiados, y uno de los medios de expresión en estos momentos es llorar, patalear o quejarse.

Padres. Dichos momentos son complicados y pueden llegar a aturdir a los padres, quienes tienen la creencia que el niño se está sintiendo mal y es necesario calmarlo, más que tomar esta situación como un medio de expresión o de desfogue. Además, es cierto que en ese contexto los padres y otras personas a cargo del niño no la pasan bien con estos medios de expresión, a pesar que son parte de la crianza de todo niño.

Tablets. Es en este contexto que surge la idea de calmar, entretener y distraer al niño con la tablet o el celular, pues resultan ser un medio que capta su atención, lo ensimisma y puede tener efectos, por tal razón, de calma, ya que los pequeños se entretienen con un estímulo de alta motivación. Lo primero que hay que tener claro es que con esta alternativa los padres no están logrando resolver ni hacer frente al tema que está agobiando al niño, sino por el contrario están dándole una alternativa de evasión con alta satisfacción inmediata. Tanto para el niño como para los padres.

Con esta alternativa los padres no están logrando resolver ni hacer frente al tema que está agobiando al niño | Fuente: Getty Images

Satisfacción inmediata. Otro punto que debe quedar claro es que el niño empieza a habituarse al hecho de que frente a un momento de disconfort, viene inmediatamente una alternativa de alto nivel de satisfacción. Situación que va a repetirse en otras situaciones, y esta búsqueda de satisfacción inmediata va ser parte de su persona, es decir parte de su personalidad.

Entonces, la gran pregunta es: ¿Este uso de la tablet o del celular contribuye en la formación del niño? No contribuye, pues es una salida fácil que ayuda a los padres, pero afecta profundamente al niño porque no está desarrollando sus propios mecanismos de autorregulación.

Desarrollo trunco. Lo que es más preocupante, aún, es que vemos en muchas oportunidades, en lugares públicos como en restaurantes a padres que sientan a sus hijos a esperar o comer, y sin ninguna dificultad les ponen delante un celular o Tablet para que se “entretengan”, “coman con calma”, y les den una tregua, convirtiéndose en una herramienta básica de crianza para los padres y el niño. Situación que está afectando el desarrollo del niño e interfiriendo en el proceso natural  de acomodación, tolerancia y búsqueda de soluciones.

La mejor opción para calmar, entretener y buscar la atención de un niño es a través del dialogo | Fuente: Getty Images

Comunicación. Se afectan además otros aspectos del desarrollo del niño como el lenguaje y la comunicación, la misma que se frena y disminuye al aislar al niño frente a una pantalla, relegando así el intercambio comunicativo con una persona; lo cual impide al niño desarrollar la flexibilidad de pensamiento y la creatividad, habilidades básicas para la adaptación ante diferentes situaciones. De la misma forma interfiere en el desarrollo de la empatía y las habilidades sociales, las mismas que son básicas en el desarrollo infantil.

Entonces, la mejor opción para calmar, entretener y buscar la atención de un niño es a través del dialogo, la atención y la experiencia práctica de cada tipo de rutina. Seguramente tomará más tiempo como todo lo que el niño logra y aprende, pero serán aprendizajes, sólidos y sanos.