Como se ve, se siente: la estrecha relación entre imagen corporal y la salud mental

La representación mental no es construida por uno mismo, sino por quienes conforman su entorno social como familiares, amigos, medios de comunicación, entre otros.

Cuidar de nuestra imagen corporal brinda un estado de satisfacción y bienestar con nosotros mismos. | Fuente: Getty Images

Luego de la cena navideña, el panetón, el chocolate caliente, el pavo, el lechón y las diferentes comidas servidas en las reuniones de fin de año, llega el momento de la verdad: verse bien con el bikini o ropa de baño.

Ante todo esto, reflexionamos con las siguientes preguntas ¿Cómo la imagen corporal se relaciona con la salud mental? ¿Qué tan importante es el vínculo entre el cuerpo para la mente?

Definitivamente, al hablar de salud mental no podemos dejar de lado la parte física. No sólo por su funcionamiento interior sino por su uso en la interacción con otras personas. Para la psicología, la comprensión subjetiva del cuerpo es parte de la imagen corporal.

Esta es comprendida como la representación mental que cada persona tiene sobre su propio aspecto físico. Es cómo la persona se ve a sí misma y cómo se percibe cuando se mira a través de un espejo. Es decir, cómo cree que es. La representación mental no es construida por uno mismo, sino por quienes conforman su entorno social como familiares, amigos, medios de comunicación, entre otros.

Elimine ideas y el pensamiento egocéntrico. No piense “todo el mundo me va a mirar” o “van a hablar de mi”. | Fuente: Getty Images

Cuidar de nuestra imagen corporal es importante para nuestra salud mental porque brinda un estado de satisfacción y bienestar con nosotros mismos. No existen recomendaciones determinantes para sentirnos satisfechos con nuestra imagen corporal. Todo dependerá de qué tan bien nos sentimos con nosotros mismos y de la cultura establecida por la sociedad en que vivimos.

Sin embargo, podemos brindar algunas consideraciones para este verano:
- Disfrute del sol con la ropa que se sienta más cómoda.
- Realice cambios en su dieta, si lo considera conveniente (consulte con un nutricionista).
- Consumir abundante agua y frutas. Esto ayuda a mantener la piel hidratada.
- Incorpore ejercicios a su rutina diaria, no sólo para tonificar los músculos, sino porque brinda al cuerpo una sensación de bienestar por la segregación natural de endorfinas.
- Elimine ideas y el pensamiento egocéntrico. No piense “todo el mundo me va a mirar” o “van a hablar de mi”. Para sus verdaderos amigos, la amistad prevelecerá sobre la imagen corporal.

El cuerpo y la mente están estrechamente relacionados. Tanto las ideas positivas (mente) como las sensaciones corporales (cuerpo) rigen en nuestra salud mental, ninguno ordena al otro de manera pre establecida, sino que interactuán entre sí de una manera dinámica.