Opciones para aliviar (o desaparecer) el dolor al menstruar

Los casos más severos de dolor menstrual hace que las mujeres tengan que faltar a sus actividades diarias, como asistir al colegio, universidad o al trabajo.

Una dismenorrea primaria produce una incomodidad semejante a las contracciones del parto, pero mucho más suave. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Dismenorrea es el nombre que los médicos le damos a este problema. Afecta a muchísimas mujeres y se manifiesta como un dolor tipo cólico que afecta la parte baja del abdomen y que a veces también se puede irradiar a la parte baja de la espalda y las nalgas.

El dolor al menstruar puede ser leve, moderado y en algunos casos muy severo, haciendo que las mujeres que lo sufren tengan que faltar a sus actividades diarias, como asistir al colegio, universidad o al trabajo. Puede venir acompañado de náuseas y vómitos, diarrea, fatiga, dolor de cabeza, etc.  

Hay dos tipos de dismenorreas: la primaria y la secundaria. La primera se debe a una alteración en el mecanismo normal de la menstruación, mientras que la segunda puede deberse a diferentes enfermedades diferentes, como endometriosis, adenomiosis, miomas, etc.

Dismenorrea primaria

Cuando viene la menstruación hay un aumento de “prostaglandinas”, sustancias que producen contracciones en el útero y ayudan a expulsar la sangre menstrual. La incomodidad es semejante a las contracciones del parto, pero mucho más suave, así que no debería producir dolor ni malestar. Sin embargo, en algunas mujeres se produce mayor cantidad de prostaglandinas, lo que aumenta la intensidad, frecuencia de las contracciones y produce el dolor.  

Usualmente inicia a edad temprana, al poco tiempo (máximo unos años) de que a la mujer le haya venido la primera regla. Es un dolor que inicia desde un día antes o el mismo día en que viene la regla y que usualmente puede durar entre 12 horas y 3 días.  

Es un dolor que inicia desde un día antes o el mismo día en que viene la regla. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

¿Qué se puede hacer?

Empezaremos con las cosas que no implican medicamentos:

1.-  Hacer ejercicios. Hay una serie de estudios que concuerdan en que las mujeres que hacen deporte de manera regular tienen mucho menos problemas de dolor al menstruar. Además, incluir los ejercicios dentro de la rutina diaria tiene otros beneficios para la salud (cardiovascular, evita la obesidad, mejorar el ánimo, etc.).

2.-  Calor local. Una simple bolsa de agua caliente puesta en la pelvis puede hacer milagros en relación a este dolor. Cuarenta grados es ideal. También pueden ser usados los parches liberadores de calor.

3.-  Evitar el tabaco, el alcohol y la cafeína por lo menos en esos días.  

4.-  La Estimulación Eléctrica de los Nervios (TENS) y los diversos tipos de acupuntura.  

5.-  Algunos estudios recomiendan suplementos de vitamina E, ácidos grasos omega 3, vitamina B1 (tiamina), vitamina B6 y de magnesio, pero las conclusiones sobre su efectividad aún generan polémica. 

Los dispositivos intrauterinos son una buena opción en pacientes que tienen relaciones sexuales. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images