¿Qué es el Papanicolaou y por qué las mujeres deben hacérselo?

El Papanicolaou debe comenzar a hacerse a partir de los 21 años, sin importar la edad en que la mujer inició su vida sexual.

El Papanicolaou es un examen que fue creado hace casi 100 años y que sigue considerándose fundamental para la salud de la mujer. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Con los avances actuales en la medicina, donde el conocimiento crece de una manera vertiginosa, es increíble pensar que haya un examen que fue creado hace casi 100 años y que sigue considerándose fundamental para la salud de la mujer. Es el Papanicolaou (PAP). El examen lleva el  nombre de su creador, George Papanicolaou, un médico griego que, a inicios del siglo pasado, vivía en Nueva York dedicado a la investigación.

¿Por qué es importante la prueba del PAP? El cáncer de cuello uterino es el que más mujeres mata en nuestro país, para que ocurra uno, tiene que darse todo un proceso que inicia con una infección con el Papiloma Virus Humano de alto riesgo. Si esa infección se mantiene a lo largo del tiempo, el cuello del útero comienza a sufrir cambios llamados “pre malignos”, que se van acentuando hasta que finalmente se convierten en malignos, es decir, cáncer.   Este proceso usualmente toma más de 10 años para completarse.

¿En qué consiste el PAP? Se extrae una muestra de células del cuello del útero para detectar estos  cambios premalignos que podrían derivar en cáncer de cuello uterino si no reciben tratamiento. Esto permite que las pacientes se curen con procedimientos que la mayoría de veces podemos hacer en el consultorio, en pocos minutos, sin que haya dolor ni complicaciones, como por ejemplo con criocirugía. Si la paciente no se ha controlado y llega con un cáncer algo avanzado, los tratamientos son sumamente traumáticos (cirugías, radiación, quimioterapia, etc.) y con frecuencia no llegan a ser curativos.

Novedades en la prevención. Hoy en día, en el mismo momento del Papanicolaou se puede hacer en las mujeres mayores de 30 años una prueba para saber si tienen el PVH de alto riesgo, que es el causante principal del cáncer de cuello uterino.  Si la paciente obtiene un resultado negativo, puede dejar pasar con total seguridad 5 años hasta su próximo chequeo en relación a problemas del cuello uterino. Pero hay que recordar que la visita anual al ginecólogo debe mantenerse, ya que igual hay que evaluar otros órganos como mamas, útero, ovarios, etc.).

Esquema de prevención. En general, el Papanicolaou debe comenzar a hacerse a partir de los 21 años, sin importar la edad en que la mujer inició su vida sexual (salvo poblaciones de riesgo). Las pruebas para detectar el PVH de alto riesgo pueden comenzar a hacerse a partir de los 30 años. En general no es recomendable iniciar estas pruebas antes. Una paciente que no tiene historia de riesgo y cuyos exámenes han estado siempre normales, a partir de los 65 años ya no necesita hacerse más exámenes.

El Papanicolaou es una prueba económica, rápida e indolora. Es uno de los pocos exámenes que permite detectar lesiones antes de que se vuelvan cáncer, y ha salvado la vida de millones de mujeres desde que se inventó. ¡No deje de hacérselo!