¿Qué es la osteoporosis y por qué es más común en las mujeres?

Esta pérdida en la calidad del hueso puede llevar a deformación, dolor y pérdida de la movilidad.

La columna se puede achatar y comprimir a causa de la osteoporosis. La paciente puede ir perdiendo altura. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

¿Realmente las ancianas van haciéndose más chiquitas con la edad? Todos tenemos la imagen de alguna persona mayor a la que vemos pequeña y encorvada ¿por qué ocurre esto? En realidad es algo que puede pasar y que se debe a  grados diversos de una enfermedad llamada osteoporosis, muy frecuente y que puede deberse a una multitud de factores.

¿Qué es la osteoporosis? Es una pérdida en la calidad del hueso, por disminución de su densidad y/o alteración de su arquitectura, que puede llevar a deformación, dolor, pérdida de la movilidad, etc. La columna está constituida por vértebras (que son hueso) y ella nos sostiene; si su estructura se debilita, se empiezan a achatar y se van comprimiendo.

A medida que se achatan y comprimen, la paciente pierde altura, y como las vértebras tienen orificios por donde salen nervios que dan sensibilidad y movimiento, al achatarse pueden comprimirlos y crear problemas de dolor o de deambulación. Las fracturas de columna son las más frecuentes, pero las de cadera son las más dolorosas y peligrosas. Buena parte de las pacientes que sufre una fractura de cadera no consigue volver a tener una vida totalmente activa.

¿Por qué ocurre? A pesar de que lo imaginamos como algo absolutamente estable, en realidad el hueso es un tejido vivo que está continuamente rehaciéndose, remodelándose. En la gente adulta sana hay un equilibrio entre células del hueso que van destruyendo el tejido viejo y otras células que van haciendo tejido nuevo para reemplazarlo.  Podríamos poner como ejemplo una batea con agua y dos caños, uno de entrada y otro de salida, por los que entrase y saliese la misma cantidad de agua.

Nosotros veríamos la misma batea de siempre, llena de agua, pero en realidad el agua estaría cambiando constantemente, fluyendo por ambos caños. Volviendo al hueso, la osteoporosis se da cuando ese equilibrio del remodelado se rompe, usualmente porque no se consigue generar tejido óseo nuevo con la suficiente rapidez con que se está destruyendo el antiguo. Entonces se van formando áreas en los huesos donde cada vez hay menos tejido normal, ya que se va perdiendo densidad y calidad. Eso se llama osteoporosis.

Los factores predisponentes más importantes son: ser mujer, la edad y la menopausia. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Prevención. Lo mejor es tener una alimentación sana y una vida activa desde la niñez, ya que es en los primeros 25 años donde formamos la mayor reserva de hueso (pico de masa ósea). Esa alimentación debe tener suficientes fuentes de calcio y vitamina D, que ayuda a la absorción del calcio. La vitamina D se sintetiza en forma natural en nuestra piel con ayuda de la exposición al sol, que debe ser al menos de 15 minutos unas tres veces por semana.  También se encuentra en alimentos “fortificados”. Si en algún momento de la vida no tenemos la suficiente ingesta de estos nutrientes, podemos obtenerlos a través de complementos dietéticos.   

Es importante no fumar, no abusar del consumo de alcohol, y no tomar medicinas sin indicación médica, como los corticoides pues puede llevar a osteoporosis si se toman sin control, y no olvidar el ejercicio diario. Pero también es importante saber que los factores predisponentes más importantes son: ser mujer, la edad y la menopausia. Entonces, una fémina por más que cumpla con una vida sana y dieta adecuada, igual puede llegar a tener la enfermedad, por lo que siempre es necesario controlarse.  

Diagnóstico. Usualmente se hace con un examen llamado densitometría, que refleja qué tan densos están nuestros huesos. Cuando la densidad está un poco más baja que lo normal pero en valores que no representan gran riesgo de fractura, la llamamos osteopenia; y cuando la densidad ha bajado a un nivel (acordado internacionalmente) que ya preocupa por el aumento de riesgos, se llama osteoporosis.   

Tratamiento. Hoy en día tenemos una variedad de medicinas para tratar esta enfermedad, y la mayoría de ellas son bastante efectivas aunque en general deben usarse por un tiempo largo (varios años) si se quiere ver un resultado importante. Hay medicinas que se toman por vía oral (semanal o mensual) y otras que se inyectan ya sea subcutáneas o endovenosas, siendo que algunas de estas, como el ácido zoledrónico, permiten dar un tratamiento en una dosis que es efectiva por un año. Esto es importante porque son muchas las pacientes que tienen osteoporosis pero no tienen molestias, y gran parte de ellas deja el tratamiento después de un tiempo sin llegar a curarse.  

Para pacientes que ya tienen enfermedad avanzada con aplastamiento importante de las vértebras (que puede causar dolor y/o deformidad importante) hay procedimientos como la vertebroplastia y la cifoplastia. En el primero lo que se hace es inyectar un “pegamento instantáneo” a las vértebras fracturadas para estabilizarlas y que dejen de doler, mientras que en el segundo se mete un balón y se infla dentro para levantar una pared vertebral colapsada, y luego se le inyecta el pegamento para dejarla estable.   

En internet hay muchas páginas libres con información sobre osteoporosis. Por ejemplo, la escuela de salud pública de Harvard tiene un pequeño cuestionario que le ayudará a orientarse sobre su riesgo de hacer la enfermedad, puede encontrarlo en: http://goo.gl/WqQNM5. ¡Anímese a hacerlo y consulte el resultado con su médico!