Qué hacer ante los calambres

Se recomienda realizar movimientos repetitivos en el músculo afectado para ayudar a eliminar las toxinas acumuladas.

Los síntomas más frecuentes son dolor y espasmos que suelen pasar en segundos o minutos. | Fuente: Getty Images

Los calambres musculares son contracciones dolorosas, intensas que se producen de forma involuntaria. Estos se pueden producir en un solo músculo o en varios, en un mismo movimiento.

Las causas pueden ser: fatiga muscular; mucho ejercicio; deshidratación; problemas vasculares; alteraciones del pie, rodilla o cadera; alteraciones del sistema nervioso; esclerosis lateral amiotrófica; problemas metabólicos (diabetes); alteraciones musculares (miopatías); entre otros.

Los síntomas más frecuentes son dolor y espasmos que suelen pasar en segundos o minutos. En algunas ocasiones, los calambres pueden prolongarse por más de 15 minutos y el músculo puede permanecer sensible durante las 24 horas posteriores al cuadro.

Qué debo hacer ante un calambre:

•Suspender la actividad que se está realizando.
•Realizar movimientos repetitivos en el músculo afectado para ayudar a eliminar las toxinas acumuladas.
•Realizar estiramientos mantenidos de los músculos afectados.
•Realizar masajes de descarga.
•Hidratarse adecuadamente.
•Consumir alimentos ricos en potasio.
•Realizar un adecuado calentamiento y estiramiento al realizar ejercicios

Si los calambres son continuos y sin una causa aparente, se debe acudir al médico especialista para descartar alguna patología.