Qué son los temibles juanetes y cómo tratarlos

Puede ser doloroso y causar incomodidad al usar el calzado, durante la caminata, actividad física, entre otros.

El nombre médico del juanete es hallux valgus. | Fuente: Getty Images

El hallux valgus, llamado también juanete, es la alteración en la alineación del primer dedo del pie (dedo gordo), muy común en adultos y ancianos, asociado al tipo de calzado que se usa.

Esta deformidad se produce cuando el metatarsiano del dedo gordo del pie rota internamente, desplazando la región distal del dedo en dirección al meñique lo que produce una angulación y al mantenerse en el tiempo una deformación de la articulación.

Generalmente va acompañada por otros tipos de deformaciones en los otros dedos del pie, como dedos en garra y en martillo. Además, puede ser dolorosa y causar incomodidad  a la hora del uso del calzado y durante la caminata, actividad física, entre otros.

Esta deformidad se produce cuando el metatarsiano del dedo gordo del pie rota internamente. | Fuente: Getty Images

Causas
•    Existe una asociación hereditaria, en relación a la postura y biomecánica del pie hereditario.
•    Las personas que tienen un pie pronador son más propensos a desarrollar esta alteración.
•    La presencia de huesos sesamoideos (huesos pequeños hipernumerarios).
•    También puede estar asociado a artritis reumatoide y enfermedades neuromusculares.
•    El uso de calzado en punta.

El tratamiento está orientado a detener la progresión de esta y a disminuir el dolor. | Fuente: Getty Images

Síntomas
•    Dolor a la presión, sobre todo al usar zapatos apretados.
•    Inflamación en la región de la protuberancia del hallux.

Tratamiento
Una vez presentada la deformidad, el tratamiento irá orientado a detener la progresión de esta y a disminuir el dolor, esto incluye tratamiento médico, fisioterapéutico y ortopédico.

Para un tratamiento efectivo y prevención, es importante la elección del calzado correcto. | Fuente: Getty Images

Cambios en la elección de calzado, este debe ser ancho y cómodo en la región de la punta. Si se es pronador, se debe elegir zapatillas que sean para ese tipo de pie, plantillas para calzado no deportivo y la fisioterapia la reeducación postural global ayudará a mejorar la alineación.

El tratamiento fisioterapéutico incluirá reeducación global de la postura (ya que las alteraciones en la alineación de otros segmentos del cuerpo traerán como consecuencia alteraciones en el pie),  técnicas manuales para movilizar y alinear la articulación, ejercicios de estiramiento de grupos musculares relacionados con la movilidad del pie, fortalecimiento y trabajo de estabilidad.

En algunos casos recomiendan la cirugía, pero hay que tener en cuenta que se inmovilizará la articulación del primer dedo, dejándola sin movilidad que es muy importante para la estabilidad y movilidad.