Señales que alertan sobre un cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello no tiene síntomas precisos, así que pueden confundirse con otras afecciones. Sí existen signos que evidencian el avance de la enfermedad.

Las molestias de un cáncer de cuello uterino no son específicos y pueden confundirse con otros procesos infecciosos en el tracto genital femenino.
Las molestias de un cáncer de cuello uterino no son específicos y pueden confundirse con otros procesos infecciosos en el tracto genital femenino. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad que en su etapa inicial avanza de forma silenciosa. Sin embargo, hay algunas molestias que pueden poner en alerta a la mujer.     
    
Javier Manrique, médico oncólogo del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), explica: “Hablamos de síntomas que pudieran estar relacionados con cáncer, como son flujo, descenso, sangrado y dolor, pero estos a su vez son compartidos con otras enfermedades -procesos infecciosos en el tracto genital femenino-. No tenemos síntomas específicos para el cáncer del cuello uterino”.

El dolor pélvico prolongado e intenso es una señal de alarma. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El especialista explica que el paso siguiente a estas sospechas es la consulta médica y la realización de las pruebas de descarte. Esta evaluación determinará si existe o no un cáncer.

En caso de un diagnóstico positivo, la paciente va a manifestar signos que evidencian el progreso de la enfermedad. “Insuficiencia renal, es decir, que no puede orinar; un flujo abundante con mal olor o el hinchazón de las piernas (edema) que se debe a un problema de obstrucción en el retorno de la sangre”.

El dolor al orinar también es una señal de un cáncer de cuello uterino avanzado. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Frente a un cáncer de cuello uterino avanzado también ocurre sangrado vaginal, que incluso se presenta en mujeres que ya han dejado de menstruar, precisa el oncólogo.     
     
Otro signo de alarma es cuando existe dolor durante las relaciones sexuales. “Cuando hay un cáncer avanzado, no digo que sea imposible pero es difícil que la mujer tolere la intimidad, porque el tumor está destruyendo la vagina, está infiltrando y ocupando espacio; por lo tanto, le genera disconfort, dolor, sangrado, y hace que la paciente rechace el contacto sexual”.

El cáncer no avisa, pero siendo una enfermedad crónica que toma 15 años en desarrollarse, puede prevenirse. El cáncer de cuello uterino se mantiene como el mal número uno en la mujer peruana, por eso es importante el chequeo anual, principalmente tras el inicio de la vida sexual.

El cáncer es una enfermedad crónica que tarda 15 años en desarrollarse, así que son fundamentales los chequeos preventivos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images