Terapia de pareja: ¿Cuándo necesitamos acudir a un especialista?

Se debe de evaluar los problemas de fondo de la pareja, no solucionar la "gota que colmó el vaso".

Los problemas generan malestar y siempre afectan el estado emocional de ambas personas | Fuente: Getty Images

Las relaciones de pareja suelen volverse complicadas por diversos motivos: monotonía y rutina, problemas constantes para llegar a acuerdos, falta de tiempo para momentos íntimos, cambios en la forma de ser de uno mismo o de la pareja, etc. Todos ellos y otros más suelen llevar a conflictos en la convivencia diaria. Hay que tener en cuenta que todas las personas y todas parejas suelen tener diferencias y momentos tensos, los cuales deberían ser resueltos en su momento para que no vayan acumulándose en “la bolsa de los recuerdos” que quizás algún día reventará y generará problemas.

Problemas de pareja. Es así, que muchas veces las parejas suelen buscar ayuda psicológica luego de una situación que fue la “gota que derramó el vaso lleno de agua”, y desean solucionar el problema ocasionado por “esa gota”, pero no reparan en que fueron varias o quizás miles de gotas que fueron llenando de a pocos esa copa y no pudimos (o nunca quisimos) darnos cuenta.  Como vemos, los problemas generan malestar y siempre afectan el estado emocional de ambas personas, lo cual genera mayor insatisfacción con la relación de pareja. Entonces, al ser un proceso lento, donde nos cuesta darnos cuenta, se va generando el desgaste. En ocasiones, se intenta resolver sobre la marcha pero los cambios no son sostenibles y al cabo de un tiempo se vuelve a lo mismo. Esto suele cansar y desalentar.

Todas las personas y todas parejas suelen tener diferencias y momentos tensos | Fuente: Getty Images

Situación complicada. En muchas ocasiones, cuando alguno de los integrantes de pareja decide solicitar ayuda profesional es cuando la situación es muy complicada porque hubo hechos de infidelidad, violencia física o psicológica, amenazas, los hijos están muy afectados, entre otras situaciones y buscan “salvar” un matrimonio o una relación donde ya se ha perdido el amor, el respeto y a veces ni saben por qué siguen juntos.

Terapia de pareja. Es por ello, que para evitar llegar a situaciones límite, es importante poder asistir a una terapia de pareja, para recibir las pautas y orientaciones adecuadas con la finalidad de poder resolver los conflictos y problemas que no están dejando a cada una de las personas que como pareja puedan funcionar de manera armónica. El terapeuta no les dirá qué hacer puntualmente, pero sí les ayudará a organizarse mejor, a tomar decisiones adecuadas, a comunicarse asertivamente, a perdonar hechos que marcaron negativamente la relación, a cómo volver a valorar los momentos de intimidad afectiva y sexual que también fueron alteradas. Sabemos que pedir ayuda no es fácil, cuesta aceptar que estamos fallando y que no nos va bien. No es necesario convencer a tu pareja en ir a la terapia porque no podemos obligar a que esté en un espacio donde no se sienta cómodo, pero asistiendo uno de los integrantes será de gran ayuda para el bienestar de ambos como pareja, suele pasar que con el paso de las sesiones la pareja se anime. Hay que tener en cuenta que los procesos de terapia requieren de un tiempo, y ello dependerá de la frecuencia, el compromiso, predisposición al cambio y el tipo de conflicto por el cual se acude (que no es la gota que derramó el vaso de agua sino las causas principales del problema).

El terapeuta no les dirá qué hacer puntualmente, pero sí les ayudará a organizarse mejor. | Fuente: Getty Images

Finalmente, les dejo algunas situaciones que quizás pueda darles algunas señales que algo en la pareja no va del todo muy bien y debe ser tratado por ambos, y si ello les es difícil abordarlo no duden en pedir ayuda profesional a tiempo:

1. Cuando sienten que la comunicación está fallando

2. Pierden mucho tiempo quejándose uno del otro.

3. Cuando estando en pareja te sientes solo

4. Es frecuente acostarse molestos con la pareja

5. Sientes que has dejado de ser tú.

6. Cuando solo ves defectos en tu pareja

7. Cuando le mientes o te miente

8. Cuando prefieres pasar tiempo con otras personas que con tu pareja

9. Cuando el trabajo es el pretexto para estar lejos de tu pareja

10. Cuando has perdido la confianza en tu pareja

Asistiendo uno de los integrantes será de gran ayuda para el bienestar de ambos como pareja. | Fuente: Getty Images

11. Cuando el sexo deja de ser placentero

12. Cuando se ha perdido el deseo sexual hacia tu pareja

13. Cuando envidias las relaciones de pareja de tus amigos

14. Cuando sientes que te arrepientes de haberte enamorado de tu pareja

15. Cuando tu pretexto para seguir en pareja son los hijos

16. Cuando sientes celos de todo

17. Cuando revisas su celular y redes sociales para saber con quién habla.

18. Cuando tu pareja hace que te sientas inferior a él o ella

19. Cuando tu pareja te insulta o violenta

20. Cuando prefieres no pasar tiempo junto a tu pareja.

Las relaciones de pareja suelen volverse complicadas por diversos motivos | Fuente: Getty Images

21. Cuando comienzas a extrañar el tipo de relación con tus ex parejas

22. Cuando se olvidan y no celebran las fechas especiales.

23. Cuando el pasado de alguno amenaza la relación.

24. Cuando sientes que no le has perdonado algo que hizo.

25. Cuando comienzas a tener sentimientos por otra persona y son incontrolables.

26. Cuando ha pasado mucho tiempo sin besarse apasionadamente

27. Cuando en cada discusión surge la amenaza de terminar la relación

28. Cuando sientes que tu pareja te aleja de tu familia y amigos

29. Cuando tu pareja te prohíbe o condiciona que tengas momentos solo tuyos.

30. Cuando te fastidia todo, absolutamente todo de tu pareja.