Todo lo que debe saber sobre el aumento de glúteos

Los dos métodos más populares son la transferencia autóloga de grasa y la cirugía de implantes.

A través de una liposucción con tubos de succión (cánulas) se elimina el tejido graso de las zonas del cuerpo con exceso de tejido, como el abdomen, las caderas, la espalda o los muslos. ry. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: BraunS

El aumento de glúteos es un procedimiento que remodela y mejora el área, para proporcionarle un perfil más erguido y estilizado. En los últimos diez años, este procedimiento se ha vuelto más popular en todo el mundo, ya que a menudo se ha considerado un símbolo de feminidad y sensualidad. Los métodos más frecuentes para agrandar y remodelar los glúteos son el injerto de grasa, usando el propio tejido graso natural del paciente (popularmente conocido como el levantamiento brasileño), y los implantes de glúteos.

Usted podría tomar en cuenta un aumento de glúteos si considera que son demasiado pequeños para su cuerpo y desea una figura más equilibrada; si la forma de sus nalgas es demasiado plana o cuadrada, y le gustaría más curvas y una apariencia más joven; si la pérdida de peso o el proceso de envejecimiento le ha ocasionado flacidez; o si la ropa y el traje de baño no encajan correctamente en su figura.

Las incisiones de liposucción se cierran con suturas. Después de la cirugía, se insertan drenajes y se lleva una prenda de compresión. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: vchal

Procedimiento. Los dos métodos más populares para el aumento de glúteos son la transferencia autóloga de grasa (usando su propio tejido graso natural), también llamada elevación de los glúteos brasileños, y la cirugía de implantes glúteos con o sin transferencia de grasa para el contorno adicional.

* Transferencia de grasa autóloga. Consiste en tomar grasa de un área de su cuerpo y utilizarla para mejorar y remodelar las nalgas.  A través de una liposucción con tubos de succión (cánulas) se elimina el tejido graso de las zonas del cuerpo con exceso de tejido, como el abdomen, las caderas, la espalda o los muslos.

Luego se procesa la grasa, para posteriormente, reinyectarla utilizando jeringas conectadas a cánulas. Por lo general, se necesitan tres pequeñas incisiones para inyectar la grasa en capas a múltiples niveles, con la cánula moviéndose hacia adelante y hacia atrás para asegurar que un depósito lineal y liso de tejido graso quede libre para remodelar y aumentar el área de las nalgas. Las incisiones de liposucción se cierran con suturas. Después de la cirugía, se insertan drenajes y se lleva una prenda de compresión.

Por lo general, se necesitan tres pequeñas incisiones para inyectar la grasa en capas a múltiples niveles. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: zoranm