9 consejos para prevenir los infartos

La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse, por eso es importante erradicar hábitos nocivos para la salud.

Se denominan enfermedades cardiovasculares al grupo de desórdenes propios del corazón o de los vasos sanguíneos, entre los cuales se incluyen el infarto cardiaco y las enfermedades cerebrovasculares. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Las enfermedades cardiovasculares constituyen una de las causas más importantes de discapacidad y muerte prematura en todo el mundo. Cada año mueren más personas por estos males que por cualquier otra causa.

El estilo de vida moderno y los malos hábitos (sedentarismo, tabaquismo, mala alimentación, alcohol, entre otros) han condicionado la alta incidencia de aterosclerosis (acumulo de placas de grasa en las arterias) que puede llegar a obstruir la arteria e impedir que fluya sangre adecuadamente al corazón o al cerebro, produciendo enfermedades cardiovasculares.

Se denominan enfermedades cardiovasculares al grupo de desórdenes propios del corazón o de los vasos sanguíneos, entre los cuales se incluyen el infarto cardiaco y las enfermedades cerebrovasculares (también conocidos como ACV, stroke, infarto, isquemia o derrame cerebral).

La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse, para ello es importante concientizar y educar a la población en general para que mejore ciertos hábitos nocivos y se logren reducir los factores de riesgo que predisponen a padecerlas. Los cambios en el estilo de vida benefician a las personas que ya han tenido un evento cardiovascular (para que no vuelva a repetirse) y reducen la posibilidad de aparición en las que nunca lo han tenido.

Se recomienda:

1.    No fumar.
2.    Realizar actividad física (por lo menos 30 minutos al día o 150 minutos semanales). Es válido buscar oportunidades para hacer ejercicios (por ejemplo, utilizar escaleras en lugar del ascensor), pues ello produce bienestar, reducción del peso y mayor autoestima. Recordar que el ejercicio y la pérdida de peso pueden prevenir la aparición de diabetes.
3.    Elegir comida saludable y variedad de alimentos. Comer frutas y verduras (aproximadamente 400 gramos al día), cereales enteros, legumbres, pescado, grasas vegetales o marinas. Además los hipertensos deben reducir la ingesta de sal.
4.    Evitar el sobrepeso, para así reducir el índice de masa corporal si es mayor de 30 kg/m2. Se recomienda perder peso cuando el perímetro de cintura es ≥ 88 cm en mujeres y ≥ 102 cm en varones.
5.    Evitar el alcohol.

6. Mantener una presión arterial menor a 140/90 mmHg y en diabéticos menor a 130/80 mmHg. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

7.    Mantener el colesterol total menor de 200 mg/dl y el colesterol malo o LDL menor de 100 mg/dl. En caso que el paciente ya haya presentado una enfermedad cardiovascular estos valores se deben reducir aún más.
8.    Controlar la glucosa, para que su nivel esté por debajo de 110 mg/dl en sangre.
9.    Tratamiento cardioprotector en pacientes que ya tienen ateroesclerosis establecida.

Está demostrado científicamente que con medidas preventivas podemos evitar las enfermedades cardiovasculares, las cuales producen gran discapacidad, gastos sanitarios muy altos, estrés familiar y altas tasas de mortalidad, incluso si ya hubo un evento previo. ¡Nunca es tarde para prevenir!