Bebés: ¿Cómo calmar el llanto de mi hijo?

Dejar llorar a los bebés crea inseguridades en los infantes.

Se debe tener paciencia y tranquilidad para calmar al bebé | Fuente: Getty Images

Que un padre o una madre deje a su bebé llorando desconsoladamente es la más clara señal que se encuentra desconectado emocionalmente de su hijo o hija. Esta conexión emocional entre el padre, la madre y el bebé empieza desde el vientre cuando la madre desea realmente el embarazo, se siente entusiasmada con su gestación, acaricia su abdomen y se siente conectada en cada uno de los días y semanas hasta el nacimiento. El padre (en caso de haberlo) hace igualmente lo suyo cuando abraza, besa el vientre de la madre de su hijo, cuando le canta, cuando le habla.

Conexión emocional. Así, el bebé siente el amor de la madre y del padre, se siente seguro. Cuando “se hace nido”, es decir, se prepara la habitación del bebé, se acude a los controles prenatales, se elige con emoción el nombre que llevará, se afianza más esa conexión emocional entre el padre y el bebé, la madre y el bebé, y entre la pareja. La expectativa suele aumentar, al igual que los temores y los miedos por no saber si seremos buenos padres o madres, o cubrir todas las necesidades del bebé. Esos sentimientos son naturales y esperables.

El bebé que siente el amor de la madre y del padre se siente seguro. | Fuente: Getty Images

Contacto Físico. Cuando el bebé nace, lo más recomendable es la madre lo abrace y lo acune a su pecho para darle calor, afecto, protección, reafirmar el vínculo que se promovía en la gestación. El padre también debe hacer lo mismo. “Papá canguro”, “mamá canguro” es la experiencia más gratificante y la primera conexión física de piel a piel que el bebé sentirá y los padres empiezan a aprender cómo cargar y “apapachar” (que en náhuatl significa “abrazar con el alma”).

Tipos de llanto. Pasan los días, las semanas, los meses y el padre y la madre aprenden qué significa cada llanto de su bebé, pues teniendo en cuenta que la única forma que ellos tienen para expresar es el llorar, comienzan a emitir un llanto distinto ante cada necesidad: alimento, cambio de pañal, dolor corporal, sueño, calor, frío, etc. Es interesante cómo hasta en pediatría se llevan estudios sobre los tipos de llanto para poder tener luces del tipo de necesidad de un bebé. Recuerdo perfectamente cuando el pediatra de mis hijos, el Dr. Marcos Polar, nos dijo: cuando el papá o la mamá conoce a su hijo, sabe qué le pasa por el tipo de llanto.

Cuando el bebé nace, lo más recomendable es la madre lo abrace y lo acune a su pecho para darle calor, afecto, protección. | Fuente: Getty Images

Temores propios. Bibiana Maza, psicoanalista con quien superviso hace más de seis años y gestora de “La casa de la familia” en el Rímac, más de una vez me contaba sobre la necesidad e importancia de que las madres estén emocional y afectivamente conectados con sus hijos; la cual no es una tarea fácil porque ser madre y ser padre nos vuelve a conectar automática e inconscientemente con nuestra experiencia más primaria y remota de nosotros con nuestros padres, apareciendo angustias que tal vez jamás antes se haya experimentado; es por ello, que una madre debe estar siempre tratando de entender qué le moviliza a ella como madre o a él como padre cuando su hijo llora y siente que no puede calmarlo.

Luis Jaime Cisneros, decía que a los niños siempre hay que decirles al oído mientras duermen lo mucho lo amamos, para que esté siempre ese mensaje de amor en su inconsciente.

Pasan los días, las semanas, los meses y el padre y la madre aprenden qué significa cada llanto de su bebé. | Fuente: Getty Images

¿Cómo calmar el llanto de mi bebé?

1) Entender que si tu hijo llora es porque algo necesita, y si no es hambre, ni sed, ni suciedad, etc. tal vez lo único que quiere es que lo “apapaches”, que lo abraces, que lo contengas. Sobre todo en el primer año de vida, necesita saber que siempre estarás allí para calmar sus angustias.

2) Intenta no perder la paciencia, pues el bebé siente tu angustia, enojo, miedo y ello al trasmitírselo lo replica igual o peor. Primero me debo calmar para luego darle calma a mi bebé.

3) Nunca dejarlo llorar. Es falso aquello que si lo dejas llorar, solo se cansará, se callará y así aprenderá a dormir solo en su cama, a no llorar siempre, etc. Lo único que se logra con ello es hacerlo inseguro, temeroso, angustiado; porque para tu bebé la madre, el padre son su mundo, su todo y el hecho se sentir que no lo tienen (así sea un segundo), cuando lo necesitan hace que sus miedos afloren a través del llanto.

4) Cántale, abrázalo, sóbale la espalda, el cuerpo…dale afecto, que te sienta, trasmítele la seguridad y amor que necesita para estar tranquilo.

5) Túrnate con tu pareja o con una persona que pueda ayudarte para seguir dándole calma.

6) Ten siempre en cuenta que hay llantos que pueden expresar algún tipo de dolor físico que requieren chequeo médico.