Consejos para hidratarnos correctamente

El agua en nuestro organismo el pilar fundamental de las funciones fisiológicas más básicas y actúa en diferentes órganos y sistemas.

El mecanismo de la sed le indica al cuerpo que debe beber cuando el contenido de agua del cuerpo se reduce. Sin embargo, las personas de edad avanzada tienden a beber de forma insuficiente al sentir menos sed. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

La hidratación adecuada del organismo es un requisito para la salud, esencial para todas las formas conocidas de vida. El agua es el componente principal del cuerpo humano: representa aproximadamente el 60 % del peso corporal en hombres y 50 a 55 % en mujeres.

El cuerpo necesita agua para sobrevivir y funcionar correctamente, ningún otro nutriente es tan esencial y necesario en cantidades tan elevadas. Al contener oxígeno, cumple junto con la respiración un rol fundamental en la oxigenación del cuerpo. Ya sea invierno o verano, siempre es recomendable hidratarnos adecuadamente.

Importancia del agua en nuestro organismo. La hidratación es el pilar fundamental de las funciones fisiológicas más básicas y actúa en todos los órganos y sistemas.

1. Cerebro. El agua nos mantiene alerta y concentrados, aumenta la agilidad mental y la velocidad del procesamiento de información. Sin agua aumenta la somnolencia y fatiga.

2. Corazón. El agua permite un adecuado trabajo cardiaco y regula la presión arterial. Lleva sangre oxigenada a todos los órganos y sistemas. Si hay deshidratación, habrá mayor esfuerzo cardiaco.

3. Digestivo. El agua favorece la digestión y absorción de nutrientes, evita el estreñimiento.

4. Riñones. El agua favorece la eliminación de residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina. Los riñones regulan los niveles de agua y electrolitos.

Una buena hidratación nos mantiene ágiles y sin ganas de estar bostezando, debido a la somnolencia. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

5. Músculo y articulaciones. El agua hidrata los músculos y las articulaciones, permitiendo su correcto funcionamiento. Una buena hidratación mejora el rendimiento físico, por el contrario, la deshidratación aumenta los dolores en general y predispone a caídas en los adultos mayores.

6. Piel. El agua da volumen, tono y elasticidad a la piel, ayuda a preservar la barrera protectora. Para mantener una piel lozana y vital un buen aporte de agua es fundamental.

La Deshidratación. Ocurre cuando el cuerpo pierde más agua de la que ingiere. Algunas causas comunes de deshidratación incluyen diarrea, vómitos, fiebre, sudoración excesiva, falta de ingesta, entre otras. Y puede producir síntomas como sed, dolor de cabeza, debilidad, mareos y fatiga, generalmente provoca cansancio y somnolencia, sequedad de boca, poco volumen de orina, pesadez, un pulso cardiaco rápido y falta de elasticidad de la piel. Los extremos de la vida son los más afectados, los niños y los adultos mayores.

Algunas causas comunes de deshidratación incluyen diarrea, vómitos, fiebre, sudoración excesiva, falta de ingesta, entre otras. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El mecanismo de la sed. Indica al cuerpo que debe beber cuando el contenido de agua del cuerpo se reduce. Sin embargo, las personas de edad avanzada tienden a beber de forma insuficiente al sentir menos sed, pese a que sus requerimientos son los mismos. De allí que debemos incentivar a las personas de edad avanzada a que beban así no tengan sed.

Recomendaciones para beber agua:

•    Beber  entre 1 1/2 y 2 litros de agua al día.
•    Beber 1 vaso de agua al despertarnos y en cada comida, además, beber al menos 4 vasos de agua repartidos en resto de la jornada.
•    Preferir bebidas frescas y naturales (infusiones, jugos naturales y refrescos) evitar bebidas envasadas, gaseosas, jugos artificiales, evitar preservantes, colorantes, azúcar rubia o blanca y sustancias artificiales. Se puede endulzar con Miel o stevia.
•    Aumentar el consumo de frutas y verduras (el contenido de agua supera el 85%).
•    No esperar a tener sed para beber agua.

No debemos esperar a tener sed para beber agua. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

•    Beber agua antes, durante y después de realizar cualquier deporte.
•    Beber agua antes de salir de casa, sobre todo en las horas de mayor calor.
•    Es aconsejable llevar una botella de agua al salir a la calle y en todo momento, así podremos hidratarnos de manera continua en cualquier lugar.
•    A los niños o adultos mayores ofrecerles agua a menudo.
•    El aporte hídrico procede de numerosas fuentes. Aproximadamente el 20-30% procede de alimentos sólidos y el 70-80% de las bebidas y el agua potable.
•    Las bebidas alcohólicas tienen un efecto diurético (aumenta la frecuencia y cantidad de orina) es por ello que se recomienda beber agua mientras se ingieren bebidas alcohólicas y al día siguiente para reponer las perdidas y reducir los síntomas de la resaca.
•    En pacientes con problemas cardiacos y/o renales se indica restricción de aporte de agua, la hidratación es en menor volumen para evitar complicaciones.

Es importante tener en cuenta que el agua es un recurso agotable, cada vez más escaso. Muchas personas alrededor del mundo mueren por falta de agua potable y sus consecuencias, como la desnutrición, infecciones, entre otras. Debemos cuidar el agua y adoptar técnicas de reciclaje para aprovechar este recurso tan valioso.