Consumo de alcohol influye en altos niveles de obesidad de peruanos mayores de 15 años

La reciente Encuesta Demográfica y de Salud Familia- ENDES 2017 reveló que casi el 40% de peruanos mayores de 15 años sufren de obesidad.

Los casos de obesidad en el Perú se han incrementado en el último año. El 36,9% de personas de 15 años de edad a más sufren problemas de sobrepeso, así lo informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en la presentación de los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar- ENDES 2017.

La data reveló un incremento del 1,4% respecto al porcentaje arrojado en el 2016 y supera la media de 0,8% de los últimos tres años.  Además, detalla que el 21% de la población de 15 años a más ya presenta obesidad; 2,7 puntos porcentuales más altos que en el 2016.

“Pese a que la obesidad se da por factores genéticos en el 40%  de los casos, es probable que los factores exógenos como los alimentos, la ingesta de bebidas alcohólicas y la falta de actividad física sigan jugando un factor preponderante”, explica a RPP Noticias Carlos Guerreros, médico endocrinólogo de la Clínica Internacional.

De acuerdo con la misma estadística, el consumo de bebidas alcohólicas en este segmento es de 68%, mientras que la ingesta de frutas y verduras se mantiene en un 10,9%.

“También hay que tomar en cuenta que se redujo la actividad física, que ha sido reemplazada por los videojuegos, por los smartphones y las tablets, lo que hace que el sedentarismo aumente convirtiéndose en otra causa de la obesidad en jóvenes”, agrega.

 

En estas edades, los jóvenes empezarán a desarrollar enfermedades que tendrán serias consecuencias en la etapa adulta. | Fuente: Getty Images

Para Miguel Guillén, médico endocrinólogo, para prevenir enfermedades causadas por la obesidad, se deben regular los hábitos sociales, alimenticios y el consumo energético. “Si el mal hábito de alimentación y el sedentarismo existen en la vida de esta persona, las probabilidades de enfermedades cardiovasculares y metabólicas aumentarán”, dice.

“Para revertir esta situación se necesita la participación de distintos especialistas de salud, como endocrinólogos, nutricionistas y psiquiatras, de manera que el paciente sea orientado en todos los aspectos que prevengan que siga apegado a las causas que lo llevan a padecer este cuadro”, explica Carlos Guerreros.

Ambos especialistas recomiendan reducir la frecuencia del consumo de alcohol y elevar la ingesta de frutas y verduras para mejorar el valor nutricional del cuerpo, así como reducir la posibilidad de un cardiovascular.

“La actividad física también debe tomarse en cuenta, ya que esto ayudará a tener una mejor condición física y resistencia a cualquier cuadro que complique nuestro bienestar”, comenta Guerreros.

ENFERMEDADES RELACIONADAS

Estas cifras generan una alerta sobre las posibles enfermedades que podrían enfrentar los pacientes de estas edades. Según explica Guillén aunque se traten de personas menores de 30 años, los problemas cardiovasculares pueden aparecer.

“La obesidad en edades tempranas, como 15 y 20 años, genera enfermedades a largo plazo, que suelen ser cardiovasculares y metabólicas”, explica el endocrinólogo. “Esta etapa es el punto de partida de males que en la adultez tendrán serias consecuencias”, agrega.

Sin embargo, aclara que también pueden presentarse otras afecciones que sí pueden manifestarse durante la juventud. “Las consecuencias directas que se presentarán en estas edades son los problemas articulares, aunque no con tanta incidencia como en la etapa adulta”, comenta.

“Tampoco debemos olvidar que la resistencia a la insulina, y por consecuencia los problemas de diabetes, también va a ser otro problema frecuente, algo que ya se ha estado presentando en pacientes jóvenes”, acota Miguel Guillén.