Diez consejos para prevenir enfermedades respiratorias en invierno

Durante esta temporada es común que nosotros o nuestros familiares presentemos alguna enfermedad respiratoria que se agrave con el cambio de clima y las bajas temperaturas.

Hay muchas acciones que podemos tomar para prevenir el contagio. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: ChesiireCat

El invierno no solo llegó con fuerza, si no que se están registrando las temperaturas más bajas de los últimos diez años. Por esta razón, es común que nosotros o nuestros familiares caigamos en las redes de algunas de las enfermedades respiratorias. Pues aunque el frío no es el causante de estos males  sí ayuda a preservar los virus que las causan.

Hay muchas acciones que podemos tomar para prevenir el contagio. El epidemiólogo Jorge Samamé del Instituto Carrión comparte 10 consejos sencillos para evitar caer enfermos.

1. Lavarse las manos. Hacerlo frecuentemente, ya que es la forma más sencilla de deshacerse de los gérmenes.

2. No tocarse la cara. Los virus ingresan al cuerpo por la nariz, boca y ojos. Enseñe a sus hijos a mantener las manos lejos de estas áreas.

3. Tener presente la vacunación. Ayuda a prevenir enfermedades de las estaciones de invierno (Influenza, Sincitial)

4. Llevar una dieta saludable. Consumir frutas y verduras. Esto ayudará a estimular el sistema inmunológico de su hijo.

5. Dormir las horas adecuadas. Se dice que la privación del sueño duplica el riesgo de enfermarse de resfrío o gripe.

 

Entre las recomendaciones principales, dormir entre 6 y 8 horas ayudará a prevenir enfermedades respiratorias. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: YakobchukOlena

6. Mantener la actividad física. Mantiene la energía y controla el nivel de estrés, que es doblemente importante durante la temporada de resfriados y gripe.

7. Respetar las normas de guarderías y colegios.  Estas indican que los niños que presenten síntomas de enfermedad, dejen de asistir para evitar el contagio.

8. No compartir cubiertos ni vasos. Tenga buenos hábitos de limpieza.

9. Cubrirse al toser y/o estornudar. Utilice papel descartable o el pliegue del codo.

10. Ventilar los ambientes para eliminar el virus. En los lugares hacinados o cerrados se propaga con más facilidad los gérmenes, quedándose dentro del lugar.