El acosador sexual trata de persuadir a su víctima

Puede ocurrir en la calle, en la oficina o a bordo del transporte público; y los involucrados pueden ser personas comunes o famosos de Hollywood.

Una concepción social equivocada, puede normalizar el acoso.
Una concepción social equivocada, puede normalizar el acoso. | Fuente: Getty Images

El acoso sexual se puede manifestar con tocamientos, miradas invasivas e insinuaciones verbales. Las víctimas pueden ser varones o mujeres indistintamente.
 
Puede ocurrir en la calle, en la oficina o a bordo del transporte público; y los involucrados pueden ser personas comunes o famosos de Hollywood.

Según el psicólogo y sexólogo Christian Martínez, es acoso cuando a una de las partes le molesta la situación. "Por ejemplo, el sexting (envío de contenido sexual) puede ser un acuerdo, pero basta que uno se sienta incómodo para que sea acoso sexual...o si una persona que trabaja con su cuerpo se siente indebidamente tocada".

De acuerdo al especialista, el acosador trata de persuadir a la víctima hacia sentirse vulnerable o deseada, pero este accionar no siempre está asociado a una persona con una patología. También es impulsado por una concepción social equivocada.

"Hay una construcción de virilidad en el que silbarle a una chica puede parecer normal. Una idea de masculinidad en el que el hombre es viril y debe demostrar su capacidad de conquista y sexualidad. Se normaliza el acoso".

Se trata de un tema delicado y muy subjetivo que algunas veces ha sido utilizado para la manipulación y el chantaje.

Por eso -dice Martínez- las reglas deben estar claras. "Nos debe llevar a la reflexión sobre qué quiero, qué no y qué permito".

Finalmente, el experto señala que el acoso es una forma de agresión y abuso. "Un acosador puede ser un potencial violador", advierte.